Salsa de Ají Picante: Receta de Salsa de Ají Picante Colombiano
enero 23, 2021 Por Ane Goñi Salaverri 0

Salsa de Ají Picante: Receta de Salsa de Ají Picante Colombiano

Tiempo de preparación:

  • Total: 20 minutos
  • Preparación: 20 minutos
  • Cocinado: Refrigerate: 60 minutos
  • Raciones: 1 a 2 tazas salsa (4 Raciones)

Acerca de esta receta:

En la cocina sudamericana, el ají es el nombre tanto de una variedad de chiles como de una salsa fresca hecha con ellos. Esta receta colombiana se conoce como salsa de ají picante, y lleva un solo chile habanero, lo que la hace bastante picante. Además del pimiento, los principales ingredientes de esta vibrante salsa son los tomates, las cebollas verdes y el cilantro. Tiene un sabor similar al de otra salsa clásica de Colombia llamada hogao, aunque los tomates, las cebollas y los pimientos del hogao están cocidos en lugar de crudos. Esta salsa también lleva vinagre, lo que le da un agradable sabor que complementa el picante.
 Ingredientes:

1 chile habanero (sin semillas y picado) 1/4 de taza de agua 1/4 de taza de vinagre 1 lima (exprimida) 1 a 2 cucharaditas de sal 1 a 2 cucharaditas de azúcar 3 tomates (sin semillas y picados) 1/3 de taza de cilantro (picado) 6 cebollas verdes (partes blancas y verdes, picadas) 1 cebolla mediana (finamente picada) 1/4 de taza de aceite de oliva Pimienta negra (al gusto)

Instrucciones paso a paso para esta Salsa de Ají Picante: Receta de Salsa de Ají Picante Colombiano

Pon el pimiento en un procesador de alimentos o en una batidora con el agua, el vinagre, el zumo de lima, la sal y el azúcar. Procesa hasta que quede suave. En un bol grande, combina los tomates picados, la cebolla picada, las cebollas verdes y el cilantro. Mézclalos con el líquido de la pimienta y el aceite de oliva, mezclándolos bien. Prueba la sazón y añade más sal, azúcar o pimienta negra si es necesario. Guarda la salsa en un recipiente tapado en el frigorífico hasta que esté lista para servir.

Consejos. La salsa de ají puede ser tan picante o tan suave como tú elijas. La forma más fácil de ajustar su picor es elegir un pimiento diferente. Por ejemplo, un jalapeño creará una salsa ligeramente más suave que el habanero. La salsa terminada es un delicioso complemento para las carnes a la parrilla y puede utilizarse para condimentar cualquier plato en el que normalmente se utilice salsa. También es una gran salsa para mojar plátanos fritos y las arepas sudamericanas.