marzo 8, 2021 Por Ane Goñi Salaverri 0

Salli Boti – Curry de carne con palitos de patata

Tiempo de preparación:

  • Total: 105 minutos
  • Preparación: 15 minutos
  • Cocinado: 90 minutos
  • Raciones: Raciones 4

Acerca de esta receta:

El Salli Boti es un delicioso, famoso y querido plato parsi (indio occidental). Recibe su nombre de Salli (que significa palos) por los palos de patata que lleva y Boti, que significa trozos de carne. Aconsejamos hacer el Salli Boti con antelación, ya que sabe aún mejor al día siguiente de hacerlo. Sírvelo con una ensalada verde y chapati, paratha o naan caliente y fresco.
 Ingredientes:

Para el curry: 1 kg de carne de cabra, cortada en cubos de 1,5″ a 2″ (incluye algunos huesos para darle más sabor) 4 cucharadas de aceite vegetal/de girasol/de canola (para cocinar la carne) 4 cebollas pequeñas o 3 medianas (cortadas muy finamente) 1 cucharada de pasta de jengibre/jengibre fresco finamente picado 1 cucharada de pasta de ajo/ajo fresco finamente picado 1 cucharada de cúrcuma en polvo 1 cucharada chile rojo en polvo (redúcelo si quieres que el curry sea más suave) 3 tomates grandes picados finamente Sal al gusto 1 cucharada de jaggery/gur 1 cucharada de vinagre blanco Guarnición: 1/2 taza de hojas de cilantro finamente picadas Para el Salli: 5 patatas grandes (peladas y cortadas en palitos o en juliana) 3 o 4 tazas de aceite vegetal/de girasol/de canola para freír los palitos de patata

Instrucciones paso a paso para esta receta de Salli Boti – Curry de carne con palitos de patata

Reúne los ingredientes En un cazo de fondo grueso, calienta la leche a fuego medio, removiendo de vez en cuando. Mientras tanto, en otra cacerola de fondo grueso, derrite la mantequilla a fuego medio hasta que se haya licuado. Con una cuchara de madera, añade la harina a la mantequilla derretida poco a poco, hasta que se haya incorporado completamente a la mantequilla, obteniendo una pasta de color amarillo pálido llamada roux. Calienta el roux durante un minuto más para eliminar el sabor de la harina cruda. Al igual que con la leche, no quieres que el roux esté demasiado caliente. Con un batidor de alambre, añade lentamente la leche caliente al roux, batiendo enérgicamente para asegurarte de que no se formen grumos. Ahora une la hoja de laurel a la cebolla con los clavos, y añádelos a la salsa. Cocina a fuego lento entre 180 y 205 F durante unos 20 minutos o hasta que el volumen total se haya reducido en un 20%, removiendo con frecuencia para asegurarte de que la salsa no se queme en el fondo de la sartén. La salsa resultante debe ser suave y aterciopelada. Si está demasiado espesa, bate un poco más de leche hasta que esté lo suficientemente espesa como para cubrir el dorso de una cuchara Retira la salsa del fuego. Puedes recuperar la cebolla pegada al clavo y desecharla ahora. Vierte con cuidado la salsa a través de un colador de malla metálica. Para obtener una consistencia más suave, forra el colador con un trozo de estameña Sazona la salsa muy ligeramente con sal y pimienta blanca. Ten especial cuidado con la pimienta blanca y la nuez moscada. ¡Un poco da para mucho! a Guarda la bechamel tapada hasta que la vayas a utilizar ¡Sirve y disfruta!