Sourdough Cinnamon Rolls
septiembre 15, 2020 Por Ane Goñi Salaverri 0

Rollos de canela de masa madre

Tiempo de preparación:

    • Total: 75 minutos
    • Preparación: 45 minutos
    • Cocinado: 30 minutos

Fermentación: 12 hras

Raciones: 8 rollos (8 Raciones)

Acerca de esta receta:

La masa madre es una forma mucho más lenta de hacer rollos de canela, pero definitivamente merece la pena. No hay nada más acogedor que el aroma de la canela y la masa fermentada que sale del horno mientras estos rollitos se hornean. Son un buen recurso para el desayuno o tu merienda, pero son adictivos.

Unas aclaraciones sobre la técnica del pan: el método de estirar y doblar que se menciona a continuación es una habilidad increíblemente útil para mejorar como panadero casero. Dándole a su masa un pliegue o dos después de que haya descansado de la batidora resultará en una masa más fuerte que retiene mejor el aire y es más  manejable.

Cómo doblar la masa de pan

 Ingredientes:

Para la masa:

  • 300 gramos de harina de fuerza
  • 160 gramos de leche entera
  • 100 gramos de masa fermentada de arranque
  • 1 huevo grande
  • 30 gramos de mantequilla sin sal (ablandada)
  • 30 gramos de azúcar
  • 7 gramos de sal marina

Para el relleno:

  1. 1/2 taza de azúcar morena
  2. 1 cucharada de canela
  3. 3 cucharadas de mantequilla (fundida)

Para el glaseado:

  • 1/2 taza de queso crema batido (temperatura ambiente)
  • 2 cucharadas de mantequilla sin sal (ablandada)
  • 1/2 taza de leche azúcar en polvo (según sea necesario, para ajustar la consistencia)

Instrucciones paso a paso para esta receta:

Reúne los ingredientes.

Haz la masa, añade todos los ingredientes en el bol de una batidora de pie con un gancho para masa.

Mezclar a baja velocidad durante unos 2 minutos, o hasta que se mezclen, luego cambiar a una segunda o tercera velocidad (debe ser vigorosa pero no rápida) y mezclar durante 4 a 5 minutos más. La masa debe ser suave y lisa. Está bien si está un poco pegajosa.

Con un raspador de masa, transfiere la masa a un recipiente más amplio y menos profundo.

Cubre el tazón con una toalla húmeda o una bolsa de plástico. Repósalo durante 20 minutos, luego estira la masa y dóblala.

Fermentar la masa a temperatura ambiente durante 4 a 5 horas, luego refrigerarla durante 12 a 16 horas.

Saca  la masa del refrigerador y colóquela sobre una superficie ligeramente enharinada.

Usando un rodillo, enrolla suavemente la masa en un rectángulo plano de unas 16 pulgadas de largo y 1/2 pulgada de grosor.

Para hacer el relleno, mezclar el azúcar moreno y la canela en un pequeño tazón.

Cepilla la superficie de la masa por todas partes con la mantequilla derretida, y luego cubrela uniformemente con el azúcar moreno de canela.

Manteniendo la mayor cantidad posible de azúcar de canela dentro de la masa, enrollar la masa como una alfombra.

Cortar transversalmente en ocho trozos.

Engrasa una bandeja de hornear (cualquiera que pueda ir en el horno y en la que quepan los rollos, además de espacio extra para levantarse) con un poco de aceite o mantequilla y colocar los rollos dentro con sus remolinos hacia arriba.

Cúbrelos ligeramente con papel film. Si el envoltorio plástico debe tocar la masa, cubre el envoltorio o la masa con un poco de aceite para evitar que se pegue.

Poner a temperatura ambiente (alrededor de 26ªC ) y sube durante dos horas. Cuando los rollos hayan crecido una vez y media su tamaño, precalienta el horno a 180º C. Hornea durante unos 30 minutos o hasta que se doren.

Mientras los panecillos se están horneando, prepara el glaseado.

Pon  el queso crema y la mantequilla en el tazón de una batidora con un batidor de alambre.

Bátelo a fuego alto hasta que esté cremoso y bien mezclado.

Tamizar el azúcar en polvo en el tazón.

Mezcla a baja velocidad con la ayuda de la batidora.

Ajusta la consistencia añadiendo un chorrito o dos de leche, a tu gusto.

Raspa los lados del tazón y bate durante un minuto.

Cuando los rollos de canela estén horneados, sácaelos del horno y déjalos enfriar unos minutos antes de untarlos con el glaseado de queso crema. Servir caliente.

Consejo

Si te gusta dormir hasta tarde, hacer estos rollos para el desayuno  puede ser complicado. Para evitar levantarte temprano puedes hacer la masa el día anterior, fermentar durante cuatro o cinco horas, enfriar durante unas horas en la nevera, y luego proceder con los pasos para formar los rollos. Déjalos subir durante unas dos horas, y luego vuelve a ponerlos en el refrigerador. Seguirán subiendo lentamente durante la noche. Al día siguiente, o incluso al día siguiente, sácalos, precalienta el horno y sigue los pasos desde ahí.