Receta de tarta de plátano con arándanos
enero 25, 2021 Por Ane Goñi Salaverri 0

Receta de tarta de plátano con arándanos

Tiempo de preparación:

  • Total: 70 minutos
  • Preparación: 20 minutos
  • Cocinado: 50 minutos
  • Raciones: 16 slices (16 Raciones)

Acerca de esta receta:

Tanto si has comprado de más en el puesto de la granja como si tu fruta está madurando más rápido de lo que puedes comerla, este pastel de plátano con arándanos es la forma perfecta de aprovechar los productos y disfrutar de algo dulce. Lo bueno de esta receta es que hay más plátanos y arándanos en la masa que harina y azúcar, lo que hace que no sólo sea extra afrutado y delicioso, sino también un desayuno, postre o merienda saludable. Esta tarta se ha hecho en un molde de bundt cake catedral, pero se puede utilizar cualquier molde de bundt, tarta o pan.
 Ingredientes:

1 1/4 tazas de harina para todo uso 1 cucharadita de bicarbonato 1 cucharadita de sal 1/2 taza de mantequilla sin sal (ablandada) 3/4 de taza de azúcar 3 huevos grandes (a temperatura ambiente) 1 cucharadita de extracto de vainilla 4 plátanos (muy maduros, machacados) 1 taza de arándanos (enjuagados y secos)

Instrucciones paso a paso para esta Receta de tarta de plátano con arándanos

Reúne los ingredientes. Precalienta el horno a 180º C. Engrasa y enharina el molde. Mezcla la harina, el bicarbonato y la sal en un bol grande con un batidor de alambre. Reservar. Bate la mantequilla y el azúcar. Añade los huevos y la vainilla. Bate hasta que estén bien combinados. Añade la mezcla de mantequilla a la de harina. Combínala hasta que esté bien mezclada. Incorpora los plátanos y los arándanos. Vierte con cuidado la masa en el molde preparado. Hornea durante 50 minutos o hasta que un probador de pasteles salga limpio.

Consejos. En primer lugar, es importante que la mantequilla y los huevos estén a temperatura ambiente para que ambos se mezclen en la masa de manera uniforme. También debes asegurarte de que los plátanos estén bien maduros; el objetivo es que se mezclen con la masa y no queden en trozos. Los plátanos con la piel casi negra son ideales. Para conseguir la textura más cremosa, tritura los plátanos maduros con una batidora hasta que sean un puré espeso. También puedes utilizar plátanos congelados, pero recuerda descongelarlos primero. En cuanto a los arándanos, debes secarlos completamente antes de añadirlos a la masa. Si introduces agua en la masa, el resultado será un pastel empapado. Esta receta se puede hornear en un molde para bollos, en un molde para panes o en moldes para magdalenas. Sólo tienes que ajustar los tiempos de cocción (las magdalenas tardarán aproximadamente la mitad de tiempo).