junio 1, 2020 Por Ane Goñi Salaverri 0

Receta de de mejillones rellenos (tigres)

Tiempo de preparación:

    • Total: 60 minutos
    • Preparación: 20 minutos
    • Cocinado: 40 minutos

Raciones: 24 mejillones

Acerca de esta receta:

Los mejillones rellenos, o tigres, son una de los platos más populares en el norte de España. Picamos finamente los mejillones  y mezclados con cebolla, pimiento, salsa de tomate forman un relleno delicioso.

Luego se empanan y se fríen ligeramente. En esta receta separamos el relleno de la salsa bechamel, en lugar de mezclarlo con ella. Aunque lleva un poco más de tiempo, el relleno tiene más sabor y es más crujiente debido a las dos capas de pan rallado.

Consejo de preparación: Para picar finamente el huevo duro sin ensuciar una tabla de cortar, coloque los huevos duros en un vaso de boca ancha, de tipo sidra. Luego, sosteniendo el cuchillo verticalmente corta los huevos en pequeños trozos. Gire el vaso cada 3 o 4 cortes y los huevos se cortarán rápidamente en trozos pequeños. Gira el vaso cada 3 o 4 cortes y los huevos se cortarán rápidamente en trozos pequeños.

 Ingredientes:

  • 2 4 a 36 mejillones crudos con cáscara
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • 1 puerro
  • 1/2 cebolla blanca mediana
  • 1/4 de pimiento verde
  • 2 huevos, cocidos
  • 85 gramosde vino blanco
  • 2 cucharadas de salsa de tomate
  • 3 cucharadas colmadas de harina.
  • 100 gr de leche, a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de pimienta
  • 1 taza de pan rallado, para empanar
  • 2 huevos grandes

Opcional: Jerez oloroso español

Instrucciones paso a paso para esta receta:

  1. Hierve los huevos hasta que estén duros. Ponerlos en agua fría.
  2. Pelar y cortar por la mitad. Picar muy fino y reservar.
  3. Limpia los mejillones de cualquier resto en el exterior de la cáscara y enjuágalos bien.
  4. Vierte alrededor de 1 a 1 1/2 tazas de agua fría y una pizca de sal en una cacerola mediana y deja que hierva. Añade los mejillones y cúbrelos. Cocer al vapor hasta que las conchas se abran (aproximadamente 3 a 5 minutos). Tip: puedes añadir un poco de vino blanco para darles un toque.
  5. Tira los mejillones que no abran su caparazón. Vierte el caldo en un recipiente y reserva para su uso posterior.
  6. Deja que los mejillones se enfríen durante 10 minutos, o hasta que las conchas se enfríen lo suficiente.
  7. Saca la carne de los mejillones de las conchas. Conserva las conchas. Corta finamente la carne de mejillón.
  8. Pica finamente el puerro (sólo la parte blanca), la cebolla y el pimiento verde.
  9. Coloca una sartén mediana a fuego lento y saltea las verduras en unas cuantas cucharadas de aceite de oliva hasta que estén transparentes y suaves.
  10. Añade los mejillones picados y unas cucharaditas de vino blanco. Revuelve, continuando el salteado 1-2 minutos.
  11. Añade el huevo cocido picado, 2 cucharadas de salsa de tomate y sal a gusto. Mezcla bien.
  12. Retira del fuego y deja enfriar 5 a 10 minutos.
  13. Una vez que el relleno se haya enfriado, rellena las conchas de los mejillones con la mezcla.
  14. Pon aproximadamente 1 1/2 cucharadas de la mezcla en cada cáscara, llenándola completamente.
  15. Para la bechamel: Vierte 4 cucharadas de aceite de oliva en una pequeña cacerola y calienta a fuego medio. Puedes hacerlo con mantequilla, y añadir pimienta o nuez moscada, al gusto.
  16. Cuando esté caliente, añade aproximadamente 3 cucharadas soperas de harina en la cacerola y revuelve, friendo la harina.
  17. Continúe revolviendo con un tenedor o varilla de alambre, para que la salsa no forme grumos.
  18. Mientras se revuelve constantemente, añade el caldo reservado de la cocción del mejillón. Cuando el caldo se haya absorbido, la salsa debe espesarse.
  19. Vierte lentamente la leche mientras revuelves.
  20. Añade pimienta y mézclala bien.
  21. Para esta receta, la salsa bechamel no debe ser demasiado espesa. Antes de que la salsa bechamel se enfríe, coloca una cucharada sobre las conchas de mejillones rellenas, cubriendo la mezcla completamente. (No te preocupes si la salsa gotea un poco de las conchas.)
  22. Colócalo en una bandeja o plato grande y espolvorea cada concha rellena con pan rallado antes de que la bechamel se enfríe. (Una vez enfriada, se formará una fina película en la parte superior y el pan rallado no se pegará.)
  23. Deja que los tigres se enfríen completamente, luego refrigéralos o congélalos si no se van a freír inmediatamente.
  24. Bate dos huevos en un tazón ancho y poco profundo o en un pequeño recipiente para hornear.
  25. Vierte el pan rallado en un tazón pequeño. Poner ambos tazones cerca del fuego.
  26. Vierta el aceite de oliva en una sartén grande de fondo grueso a una profundidad de 1 pulgada (aproximadamente 16 a 20 onzas).
  27. Calienta a fuego medio. Mientras se espera a que el aceite se caliente, sumerge rápidamente el lado relleno de las cáscaras en el huevo batido, y luego enrolla el pan rallado.
  28. Fríe en una sartén, hasta que la corteza superior esté dorada.
  29. Retira  y deja escurrir en una toalla de papel. Sirve caliente.

Opcional: Pulverizar un poco de jerez oloroso sobre cada Tigre para añadirle sabor justo antes de servir.