Receta de patatas fritas al ajo
diciembre 31, 2020 Por Ane Goñi Salaverri 0

Receta de patatas fritas al ajo

Tiempo de preparación:

  • Total: 40 minutos
  • Preparación: 15 minutos
  • Cocinado: 25 minutos
  • Raciones: 4 Raciones

Acerca de esta receta:

Estas patatas al ajillo fritas son una sabrosa guarnición para servir con filetes, pollo a la parrilla y pescado. Lo singular de estas patatas al ajillo es que el ajo entero y sin pelar se cocina con las patatas y luego se pela, se machaca y se vuelve a añadir a las patatas. Una pequeña cantidad de zumo de limón junto con el perejil y la cebolla completan esta receta para darle sabor y textura. También son versátiles, con muchas posibilidades de variación. Las patatas y el ajo son una combinación perfecta, y este plato es fácil de preparar. Estas patatas fritas son una excelente guarnición para el desayuno, la comida o la cena.
 Ingredientes:

2 libras de patatas hervidas (cortadas en trozos de 1 pulgada (como las de piel roja, las blancas redondas o las nuevas) 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra 5 a 6 dientes de ajo (sin pelar) 1 cucharada de zumo de limón fresco 1 cucharada de cebollas verdes picadas 1 cucharada de perejil fresco picado Sal y pimienta (al gusto)

Instrucciones paso a paso para esta Receta de patatas fritas al ajo

Reúne los ingredientes. Enjuaga las patatas bajo el agua fría; escúrrelas y sécalas. Calienta el aceite de oliva en una sartén grande antiadherente a fuego medio. Añade las patatas (deben estar en una sola capa). Cocina, dándoles la vuelta con frecuencia, durante unos 10 minutos, o hasta que las patatas estén doradas por todos los lados. Añade el ajo; tapa y reduce el fuego a bajo. Cocina, removiendo de vez en cuando, durante 15 a 20 minutos, o hasta que las patatas estén tiernas. Retira el ajo; quita la piel. En un bol pequeño, machaca el ajo y añádelo a las patatas. Añade el zumo de limón. Añade la cebolla verde; cocina uno o dos minutos más, hasta que se caliente. Espolvorea con perejil y sazona al gusto. Sirve y disfruta.

 

Consejo. Sumerge las patatas en agua hirviendo para reducir el tiempo de fritura. Corta las patatas en cubos y ponlas en una cacerola; cúbrelas con agua y pon la cacerola a fuego medio-alto. En cuanto el agua rompa a hervir, escurre las patatas. Añade las patatas a la sartén y sigue con la receta.