Receta de pan de avena 100% integral
noviembre 18, 2020 Por Ane Goñi Salaverri 0

Receta de pan de avena 100% integral

Tiempo de preparación:

  • Total: 95 minutos
  • Preparación: 60 minutos
  • Cocinado: 35 minutos
  • Raciones: 1 rebanada (1 lb, 5 oz./600 gm)

Acerca de esta receta:

Este pan está basado en otra receta de pan de avena de esta colección. Pero esta receta utiliza ideas de maestros panaderos para crear un pequeño pan con un sabor maravilloso y una corteza crujiente. Puedes doblar esta receta, pero mantén el mismo tamaño de los panes porque el pan es muy húmedo. Requiere un tiempo de subida; empezando después de la cena la noche anterior, hornearás el pan la tarde siguiente.
 Ingredientes:

  • 1/2 taza/45 gramos de avena 1/2 taza/70 gramos de harina de trigo integral 1 taza de agua (hirviendo) 1 cucharada de miel Opcional: 1 cucharada de melaza 1 cucharada de aceite 1 cucharada de sal 1/4 taza de agua (caliente) 1/4 cucharada de levadura instantánea 1 1/2 a 2 tazas/(aproximadamente) 200 a 250 gramos de harina de trigo integral

 

Instrucciones paso a paso para esta receta de pan de avena 100% integral:

Reúne los ingredientes. Mezclar la avena y la harina de trigo integral en un tazón. Añadir el agua hirviendo y remover. Añade la miel, la melaza, el aceite y la sal y deja que se enfríe un poco (media hora o más). Está bien si también está a temperatura ambiente. En el tazón, agregue 1/4 de cucharadita de levadura instantánea, el agua extra y una taza de harina de trigo integral (por ejemplo, harina blanca de trigo integral del Rey Arturo). Revuelva hasta que la harina esté húmeda y la masa sea homogénea. Añada más harina -dos cucharadas cada vez- y revuelva hasta que se forme una masa firme pero pegajosa. Amase en el tazón cuando la masa esté demasiado dura para una cuchara. Si la masa aún está pegajosa cuando la voltee sobre una tabla ligeramente enharinada, humedezca sus manos con agua fría para facilitar su manejo. Golpee la masa en un rectángulo de una pulgada de alto. Amase doblando la masa en tercios (como una carta) y luego dándole palmaditas o tirando de ella para formar un rectángulo. No gire la masa 90 grados. Quieres que las hebras de gluten se alineen en hileras rectas, lo cual es bastante difícil con toda esa avena y salvado de trigo. Dóblala dos veces más, luego espolvoréala con harina y cúbrela con un paño limpio sobre la tabla en un lugar fresco de la cocina. Por ejemplo, puedes dejarlo desde las 5 pm hasta las 9 pm, doblándolo dos veces más a intervalos de 2 horas. Después de 3 a 4 horas a temperatura ambiente, reunir la masa desgarbada en una bola, envolverla en plástico y colocarla en un bol en el refrigerador durante 16 horas. Sacar la masa del refrigerador y doblarla 2 veces sobre una tabla enharinada. Deje que suba hasta que el frío se desprenda de la masa y vea que aumenta de tamaño. Formar un boule (redondo) o batard (largo), tirando de la masa desde la parte superior a la inferior y apretando la parte inferior. Debido a la avena, esto no será suave y la masa sigue siendo pegajosa en este punto. Coloca la masa, con la parte superior hacia abajo, en un bol (o en la bandeja para hornear) con un cuarto de taza de avena en ella y recúbrela con avena. Déjela en una cesta de prueba (por ejemplo, un cuenco para verduras de 2 cuartos de galón) hasta que se levante, unas 2 horas. Después de la primera hora, encienda el horno a 230ºC , preferiblemente con una piedra de hornear. Voltee el pan en un pequeño trozo de papel pergamino o en una cáscara de pan enharinada. Cortar la parte superior del pan con una hoja de afeitar afilada. Puedes cortar un patrón cuadrado, por ejemplo. Ponga el pan en el horno sobre la piedra de harina de maíz o de harina y baje la temperatura del horno a 200º C. Hornee durante 30 a 40 minutos o hasta que la temperatura interna alcance los 190º F.