marzo 8, 2021 Por Ane Goñi Salaverri 0

Receta de Paleta de Cordero cocinada a fuego lento

Tiempo de preparación:

  • Total: 6 hrs 20 minutos
  • Preparación: 20 minutos
  • Cocinado: 6 hrs Raciones: 4 a 6 Raciones

Acerca de esta receta:

La paleta de cordero es un corte de carne delicioso. Además, es más barata que otros cortes de cordero, por lo que es perfecta para quienes tienen un presupuesto limitado. La paleta siempre se beneficia de una cocción larga y lenta, que la hace más tierna y, con las verduras añadidas, aún más deliciosa. Recomendamos cocinarla en una olla de cocción lenta, pero también se puede cocinar en una cacerola resistente al horno (horno holandés) en el horno a fuego lento. Sea cual sea el método que elija, el tiempo es más o menos el mismo. Siéntase libre de utilizar cualquier verdura que le haga ilusión. Sin embargo, hemos comprobado que las hortalizas de raíz son las mejores, ya que responden bien a la cocción larga y lenta.
 Ingredientes:

2 libras y media/1. 2 kg de paleta de cordero (deshuesada y enrollada y atada) 4 cucharadas de aceite vegetal 6 dientes de ajo 2 ramitas de romero 3 cucharadas de harina común 1 cebolla grande (pelada y cortada en trozos grandes) 8 onzas/220 g de zanahorias Chantenay (o zanahorias normales, 1 puerro (limpio y desmenuzado) 3/4 de taza/175 ml de vino tinto seco 2 pintas/1 l de caldo de cordero o de pollo Un puñado de perejil de hoja plana (incluidas las hojas y los tallos) 2 hojas de laurel 1 cucharada de harina común 1 cucharada de mantequilla (ablandada) Sal marina (al gusto) Pimienta negra (recién molida, al gusto)

Instrucciones paso a paso para esta receta de Receta de Paleta de Cordero cocinada a fuego lento

Reúne los ingredientes. Calienta la olla de cocción lenta a fuego alto, o el horno a 150º C/150 C/gas marca 2. Calienta el aceite en una sartén honda o en una cazuela en el fuego hasta que esté caliente pero no se queme. Añade el cordero y dóralo por todos los lados. Retira el cordero a un plato y mantén la sartén caliente. Introduce los 6 dientes de ajo en la carne del cordero y las ramitas de romero bajo la cuerda que lo sujeta. Espolvorea con la harina y deja reposar. En la sartén caliente en la que se ha dorado la carne, añade la cebolla, las zanahorias y los puerros. Remueve bien para que las verduras recojan los jugos de la carne y el sabor del aceite. Cocina durante 2 minutos. Sube el fuego y añade el vino. Cocina hasta que el vino sea apenas un glaseado en el fondo de la sartén. Añade 1/4 del caldo y remueve bien. Pon el cordero en la olla de cocción lenta (o cazuela) y añade las verduras, la reducción de vino, el caldo restante, el perejil y las hojas de laurel. Tapa y pon a hervir a fuego lento (si se utiliza, coloca la cazuela en el horno caliente). Cocina suavemente durante 6 horas o hasta que el cordero esté tierno. Comprueba que todas las verduras están cocidas y que el cordero está tierno. Si la salsa no está lo suficientemente espesa, vierte sólo la salsa en una cacerola y llévala a ebullición. Añade 1 cucharada de harina mezclada con 1 cucharada de mantequilla al líquido hirviendo, batiendo todo el tiempo, esto se llama beurre manié. Cocina durante 5 minutos y luego vuelve a añadir la salsa a la carne. Cocina otros 5 minutos. Si hay grasa de la carne en la superficie, retírala con una cuchara. Ajusta la salsa a tu gusto con sal marina y pimienta negra recién molida. La carne debe estar ahora simplemente deshaciéndose, así que coloca los trozos en platos calientes y sírvelos con puré de patatas recién cocidas o hervidas y las verduras adicionales que necesites.