marzo 8, 2021 Por Ane Goñi Salaverri 0

Receta de kimchi de rábano con jengibre y pimiento rojo

Tiempo de preparación:

  • Total: 15 minutos
  • Preparación: 15 minutos
  • Cocinado: Initial Fermentation Time: 48 hrs Raciones: 1 pint (4 Raciones)

Acerca de esta receta:

Este kimchi de rábano, fácil de hacer, es una variación colorida y picante del kimchi de col más común. El kimchi tradicional suele incluir un tipo de rábano -el daikon- entre sus ingredientes. Aquí hemos invertido las proporciones de rábano y col para resaltar el crujido y el sabor del rábano. El uso de rábanos cherry de piel roja o rábanos de desayuno franceses da a esta receta su alegre color. También puede utilizar rábanos sandía por su interior de color rosa brillante. Sea cual sea la verdura con la que se elabore el kimchi, está cargado de probióticos naturalmente beneficiosos para la salud. Es delicioso servido con platos coreanos o de estilo asiático, pero también es bueno mezclado con arroz y otros granos cocidos. El kimchi de rábano es un alimento lactofermentado cuyo sabor se intensifica a medida que envejece. Aunque se conserva en el frigorífico durante muchos meses, es mejor consumirlo antes de 3 meses. Si se almacena más tiempo, empieza a perder parte de su textura crujiente y puede resultar demasiado picante.
 Ingredientes:

3 tazas de agua (filtrada) 2 cucharaditas de sal (kosher u otra sal no yodada) 1/2 cucharadita de salsa de pescado (nam pla, o salsa de soja) 3/4 de libra de rábanos (lavados) 1/4 de libra de col (hojas, cortadas en tiras finas; piensa en la ensalada de col) 1 cebolla pequeña (pelada y cortada en rodajas finas) 1 ó 2 dientes de ajo (pelados y cortados en rodajas finas) 1 cucharadita de jengibre (fresco rallado) 1/2 cucharadita de copos de pimienta roja (o más al gusto)

Instrucciones paso a paso para esta receta de Receta de kimchi de rábano con jengibre y pimiento rojo

Disuelve la sal en el agua filtrada. Es importante utilizar agua filtrada porque el cloro y otras sustancias químicas de la mayoría de las aguas municipales del grifo pueden interferir en el proceso de fermentación. Añade la salsa de pescado o de soja. Corta los extremos de las hojas y las raíces de los rábanos. Córtalos en juliana en trozos del tamaño de una cerilla, o córtalos en rodajas de 1/8 de pulgada. Una mandolina o la cuchilla de corte fino de un robot de cocina facilitarán este paso. En un bol grande, mezcla el rábano picado, la col en rodajas, el jengibre rallado, la cebolla en rodajas, el ajo y las escamas de pimiento rojo. Introdúcelos en un tarro de cristal de un litro limpio. Vierte la salmuera sobre los demás ingredientes. Presiona suavemente sobre las verduras y las especias para que salgan las burbujas de aire. La salmuera debe cubrir completamente los demás ingredientes. Si los alimentos flotan fuera de la salmuera, pesa con un tarro de cristal más pequeño lleno de agua. Si las verduras se quedan sumergidas en la salmuera, cubre el tarro en el que están sin apretar con una tapa. Coloca el tarro de kimchi sobre un plato pequeño para recoger el desbordamiento que pueda producirse al iniciar la fermentación. Déjalo a temperatura ambiente durante 24 a 48 horas. Retira la tapa o el pequeño peso del tarro y comprueba el kimchi después de las primeras 24 horas. Deberías empezar a ver algunas burbujas y empezará a desarrollar un ligero olor agrio (como el chucrut, pero más picante por el ajo y el jengibre). Cuando veas y huelas signos de que el kimchi está fermentando activamente, traslada el tarro a la puerta del frigorífico. Esta es la parte más cálida de tu frigorífico, pero todavía más fría que la temperatura ambiente: perfecta para que tu kimchi siga fermentando lentamente. El kimchi está listo para comer entre 1 y 2 semanas después de haberlo hecho. Si planeas almacenarlo durante más de un mes, muévelo a una parte más fría de tu frigorífico (uno de los estantes centrales en lugar del interior de la puerta del frigorífico).

 

Consejo. Si la sal no es una opción para usted, puede utilizar el método alternativo para la lacto-fermentación sin sal.