Receta de jarabe de chocolate casero con infusión de menta
marzo 11, 2021 Por Ane Goñi Salaverri 0

Receta de jarabe de chocolate casero con infusión de menta

Tiempo de preparación:

  • Total: 10 minutos
  • Preparación: 5 minutos
  • Cocinado: 5 minutos
  • Raciones: 1 medium jar (24 Raciones)

Acerca de esta receta:

La menta con chocolate denota tanto el sabor como la variedad de menta utilizada en esta receta de sirope de menta con chocolate casero. Si no tienes acceso a la menta de chocolate, es habitual utilizar menta verde en las creaciones culinarias. La menta puede sustituirse, pero puede tener un sabor demasiado intenso para la cocina; utilízala con reserva. La menta es una forma cómoda y deliciosa de añadir beneficios a cualquier creación azucarada. La menta es muy conocida por ayudar a aliviar las molestias digestivas. A lo largo de la historia, vemos que la menta se utiliza sobre todo en la magia y la medicina y no para uso culinario. Pero no temas, ¡este brebaje de menta y chocolate tiene un sabor nada menos que mágico! Prueba este sirope en la leche o para aromatizar el café, como salsa de postre para el pastel o el helado, o sobre la fruta fresca.
 Ingredientes:

1/2 taza de cacao en polvo 3/4 de taza de agua fría 3/4 de taza de azúcar 30 hojas de menta de chocolate, enjuagadas, secadas a palmaditas y cortadas en trozos (o sustituirlas por menta normal)

Instrucciones paso a paso para esta Receta de jarabe de chocolate casero con infusión de menta

Reúne los ingredientes. En un cazo pequeño, combina el cacao en polvo y el agua fría, y bátelo todo hasta que quede suave. Sin ponerlo al fuego, añade el azúcar y las hojas de menta arrancadas a la mezcla de cacao y agua. Ahora pon el cazo a fuego medio. Lleva la mezcla a ebullición, removiendo constantemente para fundir el azúcar. En cuanto el almíbar empiece a hervir, reduce el fuego y cuece a fuego lento de 3 a 5 minutos. La mezcla debe empezar a espesar y tener un tinte brillante. Ten cuidado de no quemar la mezcla. Una vez que haya alcanzado una consistencia espesa, retira del fuego y deja que se enfríe. Cuando el sirope se haya enfriado hasta casi la temperatura ambiente, estará listo para ser colado. Utiliza un colador de malla fina para colar el sirope en un tarro de cristal limpio, retirando con cuidado los ingredientes que puedan haberse aglutinado durante el proceso de calentamiento y enfriamiento. (Si no tienes un colador o quieres el auténtico sabor de una textura inconsistente, simplemente sáltate este proceso). Por último, tapa el tarro y guárdalo en el frigorífico durante un máximo de tres semanas. Si el azúcar empieza a cristalizar, puede ser el momento de hacer una nueva tanda. Cuando esté listo para usarlo, rocíalo sobre tus postres favoritos, o haz tu tradicional chocolate caliente con un toque, o simplemente añádelo a tus productos horneados para una sorpresa de menta. ¡Disfruta!

 

Variaciones de la receta. Otras variaciones de la receta incluyen la adición de ralladura de cítricos como la naranja o la lima. El chile en polvo, como el ancho o el aleppo, también puede añadir un sabor ácido y picante diferente al chocolate. También se puede añadir sal a la llovizna para darle un sabor dulce y picante. Por ejemplo, rocíe el jarabe sobre el helado y espolvoree una pizca de sal por encima.