Receta de helado griego con lentisco
marzo 8, 2021 Por Ane Goñi Salaverri 0

Receta de helado griego con lentisco

Tiempo de preparación:

  • Total: 80 minutos
  • Preparación: 60 minutos
  • Cocinado: 20 minutos
  • Raciones: 6 a 10 Raciones

Acerca de esta receta:

En griego: παγωτό καϊμάκι, pronunciado pah-ghoh-TOH kah-ee-MAH-kee Este fabuloso y cremoso helado lleva goma mastic, que le da una textura casi masticable, y salep, que se utiliza como agente espesante. Ambos dan al helado un sabor único. La goma mastica dorada de Quíos (mastiha) puede conseguirse en las tiendas de comestibles griegas, y el salep (salepi, sahlep, sahlab, un polvo hecho con la raíz de una planta de orquídea) puede conseguirse en los mercados griegos, egipcios, libaneses, turcos o kosher. Es una preparación más suave que la dondurma turca.
 Ingredientes:

3 tazas de nata doble (o nata para montar) 3 tazas de leche (entera) 1 1/8 tazas de azúcar 3 cucharaditas de salep (nivelada) 7/8 a 1 cucharadita de masilla de goma dorada (molida)

Instrucciones paso a paso para esta receta de Receta de helado griego con lentisco

Retira las capas exteriores de la col y deséchalas. Dale la vuelta a la cabeza de la col y, con un cuchillo afilado, corta todo lo que puedas del corazón (tallo). En una olla grande para sopa, hierve suficiente agua para sumergir la cabeza de col. Hierve toda la cabeza de col durante 10 a 15 minutos o hasta que las hojas estén bien tiernas y puedan retirarse fácilmente. En un bol grande, mezcla todos los ingredientes excepto la salsa de tomate y el aceite de oliva. Mezcla bien y reserva. Saca con cuidado la col del agua y escúrrela. Retira las hojas una a una con cuidado de no romperlas. Sobre una superficie plana, pon la hoja de col con la vena hacia arriba y el extremo del tallo hacia ti. Corta el tallo de la hoja y retira cualquier espina gruesa que quede. Dependiendo del tamaño de tu hoja, coloca una porción de la mezcla de relleno en el centro inferior de la hoja. Deja espacio para que los lados de la hoja se doblen hacia el centro. Enrolla la hoja de col hacia la parte superior (en dirección contraria a ti) asegurándote de presionar bien el relleno. El proceso de enrollado es similar al de las Dolmathes de hojas de uva. Añade 1/2 taza de aceite de oliva a un horno holandés o a una cacerola grande de fondo plano con tapa. Coloca los rollos de col con la costura hacia abajo en la cacerola en filas apretadas. Intenta que quepan tantos como sea posible en una sola capa. Añade la salsa de tomate y suficiente agua para cubrir apenas la parte superior de los rollos de col. Coloca un plato resistente al calor sobre los rollos de col para mantenerlos sumergidos durante la cocción. Lleva el líquido a ebullición y luego reduce el fuego y cocina a fuego lento tapado durante aproximadamente 1 hora y media a 2 horas o hasta que las hojas estén tiernas y el relleno esté cocido. Vuelve a sazonar con sal y pimienta negra recién molida al gusto.