Receta de hebillas de arándanos con canela
marzo 13, 2021 Por Ane Goñi Salaverri 0

Receta de hebillas de arándanos con canela

Tiempo de preparación:

  • Total: 70 minutos
  • Preparación: 20 minutos
  • Cocinado: 50 minutos
  • Raciones: 10 Raciones

Acerca de esta receta:

Esta tarta de arándanos es una deliciosa tarta de arándanos con una cobertura de canela especiada. Lo mejor es que sean frescos, pero también se pueden utilizar arándanos congelados.
 Ingredientes:

Para la hebilla 6 cucharadas de mantequilla (a temperatura ambiente) 3/4 de taza de azúcar granulada 1 huevo 1 cucharadita de extracto de vainilla 1 3/4 tazas de harina común (tamizada) 2 cucharaditas de levadura en polvo 1/2 cucharadita de sal 1/2 taza de leche 2 tazas de arándanos (frescos y enjuagados o congelados y sin descongelar) Para la cobertura 1/4 de taza de mantequilla (a temperatura ambiente) 1/2 taza de azúcar granulada (o azúcar moreno) 1/3 de taza de harina común 1 cucharadita de canela

Instrucciones paso a paso para esta Receta de hebillas de arándanos con canela

Reúne los ingredientes Precalienta el horno a 180º C. Engrasa y enharina un molde cuadrado de 9 pulgadas Bate la mantequilla con el azúcar granulado durante 3 a 4 minutos, o hasta que esté ligera y esponjosa Añade el huevo y el extracto de vainilla y bate hasta que estén bien mezclados En un cuenco mediano, combina la harina con la levadura en polvo y la sal y tamiza Añade los ingredientes secos tamizados a la mezcla de mantequilla, alternando con 1/2 taza de leche batir hasta que quede suave Incorporar los arándanos Extender la masa en el molde preparado Combinar los ingredientes de la cobertura y mezclar con los dedos o con un tenedor para que se mezclen bien y se formen migas Espolvorear las migas de la cobertura sobre la masa Hornear durante 40 a 50 minutos, o hasta que al insertar un palillo en el centro del pastel éste salga limpio ¡Servir y disfrutar! a

 

Consejo. Asegúrate de que empiezas con ingredientes a temperatura ambiente. Cuando combinas ingredientes como la mantequilla, los huevos y la leche para crear una emulsión, ésta atrapa aire. Al hornear, ese aire atrapado se expande y crea productos horneados ligeros y esponjosos.