Receta clásica de Gumbo de salchichas y camarones
marzo 8, 2021 Por Ane Goñi Salaverri 0

Receta de Gumbo Clásico de Salchichas y Camarones

Tiempo de preparación:

  • Total: 2 hrs
  • Preparación: 30 minutos
  • Cocinado: 90 minutos
  • Raciones: 6 Raciones

Acerca de esta receta:

Este fabuloso gumbo de gambas está aderezado con salchicha andouille picante, tomates y la «santa trinidad» de la cocina cajún y criolla: cebolla, apio y pimiento. Sirve el gumbo con arroz hervido caliente y una guarnición de cebollas verdes o perejil y ¡a disfrutar!
 Ingredientes:

1 libra de salchicha andouille (u otra salchicha ahumada, cortada en rodajas) 6 tazas de caldo de pollo 2 latas (de 14 1/2 onzas) de tomates cortados en dados 1/2 taza de aceite vegetal (más 4 a 5 cucharaditas; dividida) 1/2 taza de harina para todo uso 1 cebolla grande (picada) 1 taza de apio (picado) 1 pimiento rojo (picado) 1 pimiento amarillo (o pimiento verde, picado) 1 1/2 tazas de rodajas de quimbombó (fresco o congelado descongelado) 1 cucharadita de condimento criollo o cajún 1 hoja de laurel 1 a 1 1/2 libras de gambas medianas (peladas y desvenadas) Una pizca de sal (o al gusto) Pimienta negra recién molida (al gusto) 2 tazas de arroz (hervido caliente) Opcional perejil o cebollas de verdeo (picadas)

Instrucciones paso a paso para esta receta de Receta de Gumbo Clásico de Salchichas y Camarones

Precalienta la parrilla de gas o de carbón a fuego medio-alto (deberías poder mantener la mano a unos dos centímetros por encima de la rejilla de cocción durante 4 ó 5 segundos antes de retirarla del fuego). Enjuaga el salmón y sécalo a golpecitos. Con unas pinzas, retira y desecha las espinas (para encontrar las espinas, pasa el dedo índice desde la cola hasta la cabeza del salmón por la línea visible que separa el grano del filete; notarás las espinas pequeñas que asoman). Concéntrate en las más grandes, hacia el extremo de la cabeza del filete, y ve bajando. Aunque es un detalle para los comensales sacar las espinas, también es bastante fácil detectarlas una vez que se comen. Unta el aceite en el lado de la piel del salmón y pon el salmón, con la piel hacia abajo, en una bandeja. En un bol pequeño, bate el miso, la salsa de soja y el sake. Unta unas tres cuartas partes del glaseado de manera uniforme sobre el filete de salmón. Coloca todo el filete, con la piel hacia abajo, en la parrilla. Tapa y cocina hasta que el salmón esté cocinado a tu gusto y el glaseado empiece a caramelizarse y a dorarse, unos 10 minutos para filetes de 1 pulgada de grosor que estén medianamente hechos (sólo ligeramente rosados en el centro al pincharlos con un cuchillo). Ten en cuenta que, con la piel hacia abajo y la parrilla cubierta, no es necesario dar la vuelta al salmón, ya que se cocinará de forma bastante uniforme, y la piel se crujirá muy bien para los que les guste darse un capricho. Pásalo a una fuente y sírvelo inmediatamente (por supuesto, puedes cortar el filete en porciones para servirlo, si quieres). Como ocurre con la mayoría de los salmones, a temperatura ambiente está muy rico, pero el glaseado de miso queda mejor si se sirve caliente.

 

Consejos. Para darle a este sabroso gumbo más sabor a gambas, prueba a poner unas cuantas gambas en el gumbo antes de tiempo junto con la salchicha. Si te preocupa el contenido de grasa, prepara el gumbo con un poco de antelación, refrigéralo y luego quita el exceso de grasa de la parte superior de la sopa enfriada.