Receta de galletas de media luna con nueces de los Balcanes (Kifle)
marzo 8, 2021 Por Ane Goñi Salaverri 0

Receta de galletas de media luna con nueces de los Balcanes (Kifle)

Tiempo de preparación:

  • Total: 90 minutos
  • Preparación: 30 minutos
  • Cocinado: 60 minutos
  • Chilling Time: 12 hrs Raciones: 48 Kifle (24 Raciones)

Acerca de esta receta:

Esta antigua y tradicional receta de galletas de media luna con nueces es común en los Balcanes y en todo el mundo. Las kifle se hacen a veces con una masa de levadura, a veces con una masa de mantequilla, y a veces con una masa de mantequilla y queso fresco (probablemente una concesión a los tiempos modernos). En realidad, la masa básica puede rellenarse con cualquier combinación de mermeladas, rellenos de frutas, almendras, avellanas o nueces. Esta receta es una antigua receta que me han transmitido para una masa no tostada. Congela las claras de huevo sobrantes y guárdalas para recetas con claras de huevo sobrantes.
 Ingredientes:

Para la masa: 1 libra de mantequilla fría 4 tazas de harina común 12 yemas de huevo grandes batidas Zumo de 1 limón Para el relleno de frutos secos 1/2 taza de agua 1 taza de azúcar Ralladura de 1 limón 1 libra de nueces finamente molidas Guarnición: Azúcar glasé

Instrucciones paso a paso para esta receta de Receta de galletas de media luna con nueces de los Balcanes (Kifle)

Calienta 2 cucharadas de aceite en la olla. A fuego fuerte, dora los rabos de buey por todos los lados, en 1 a 3 tandas, añadiendo más aceite si es necesario. Pasa los rabos de buey dorados a una fuente y resérvalos. Saltea las cebollas y el ajo en la grasa que queda en la olla, removiendo con frecuencia, hasta que las cebollas estén doradas, unos 4 a 5 minutos. Vuelve a poner los rabos de buey dorados en la olla y añade el apio, la cerveza negra, el caldo de carne, la pasta de tomate, el tomillo, la mostaza seca, el laurel y el perejil. Asegúrate de que no haya trozos de cebolla pegados en el fondo de la olla. Cierra la tapa y, a fuego alto, haz una presión alta. Ajusta el fuego para mantener la presión alta y cocina durante 55 minutos. Reduce la presión de forma natural o utiliza un método de cocción rápida (que no endurecerá los rabos de buey). En este punto, la carne debe estar muy tierna, desprendiéndose fácilmente del hueso al pincharla con un tenedor. Si no es así, vuelve a poner la tapa y vuelve a poner la presión alta durante 5 minutos más. Enfría y refrigera durante toda la noche, si lo deseas. Retira la grasa congelada antes de continuar. Unos 20 minutos antes de servir, retira la hoja de laurel y el perejil. Incorpora los nabos, las zanahorias y las cebollitas. Si la salsa es muy espesa, dilúyela con 1/2 taza de agua. Cierra la tapa y, a fuego fuerte, haz una presión alta. Ajusta el fuego para mantener la presión alta y cocina durante 5 minutos. Libera la presión con un método de liberación rápida. Retira la tapa, inclinándola en dirección contraria a ti para permitir que salga el exceso de vapor. Añade sal al gusto antes de servir.