marzo 8, 2021 Por Ane Goñi Salaverri 0

Receta de chucrut alemán casero

Tiempo de preparación:

  • Total: 30 minutos
  • Preparación: 30 minutos
  • Cocinado: Raciones: 1 quart (6 a 8 Raciones)

Acerca de esta receta:

Puede que el chucrut no sea el plato nacional de Alemania, pero en EE.UU. es el alimento que más se asocia con la cocina alemana. Con esta sencilla receta, puedes ajustar el rendimiento a tu gusto, ya que cada lote fermenta en un tarro Mason de un cuarto. Para hacer tu propio chucrut, dependerás de las bacterias que se encuentran en las hojas de la col. La sal extrae el agua, mata a las bacterias que se estropean y comienza la fermentación. Necesitarás una concentración de sal de entre el 0,6 y el 2 por ciento, lo que equivale a entre 3/4 y 2 cucharaditas de sal de mesa por cada kilo de col preparada. Puedes tardar entre una y tres semanas en conseguir una agradable acidez en tu chucrut. En las temperaturas frescas del invierno, tardará más tiempo, y en los días cálidos del verano, irá más rápido. El chucrut en lata debe enjuagarse en un colador antes de comerlo para reducir el sabor salobre, pero el chucrut fresco como éste no tiene por qué hacerlo. Disfruta del chucrut bajo en calorías crudo, directamente del tarro tal cual, como guarnición o ensalada, o cocinado con manzanas, bacon y cebollas.
 Ingredientes:

De 8 a 10 tazas (aproximadamente 2 libras) de col (desmenuzada, sin apretar) 10 bayas de enebro 1 cucharadita de semillas de alcaravea 1 cucharadita de semillas de mostaza amarilla 1 o 2 cucharaditas de sal sin yodar (o sal de encurtir) 1 taza de agua filtrada mezclada con 1 cucharadita de sal de encurtir

Instrucciones paso a paso para esta receta de Receta de chucrut alemán casero

Reúne los ingredientes Con un cuchillo de pelar afilado, corta y reserva la cáscara, o parte amarilla brillante de la piel, de 1 de los limones. También puedes utilizar un rallador de microplana, pero entonces tendrás que colar el almíbar al final en lugar de simplemente sacar las tiras de cáscara; ¡tú eliges! Sea cual sea la forma de pelar el limón, asegúrate de centrarte sólo en la parte amarilla brillante, y evita cuidadosamente la amarga médula blanca de abajo Trabaja con 1 limón cada vez, corta los limones por la mitad y exprímelos hasta que tengas 1/2 taza de zumo de limón fresco (es posible que no necesites todos los limones, ya que la cantidad de zumo que producen varía mucho) Combina el zumo con el azúcar en una cacerola pequeña y lleva la mezcla a ebullición a fuego medio-alto Reduce el fuego para mantener un hervor suave y cocina hasta que el sirope se espese ligeramente, unos 10 minutos Añade la ralladura de limón reservada. Transfiere el almíbar a un pequeño cuenco de metal y déjalo reposar hasta que se enfríe, unos 20 minutos. Retira la ralladura, dejando que el exceso de almíbar gotee y vuelva a caer en el cuenco, y desecha la ralladura Si te has quedado con muchos trozos pequeños de ralladura, cuela el almíbar con un colador. La cáscara puede volverse amarga si se deja reposar en el almíbar mientras se guarda, así que retírala y deséchala. a Si quieres utilizar el almíbar mientras está caliente, ahora es el momento. (No te preocupes, siempre puedes volver a calentarlo si lo necesitas) De lo contrario, tapa el cuenco y enfría el sirope añadiendo una bebida fría. O bien, pásalo a un tarro limpio, enrosca la tapa y guárdalo en la nevera durante meses y meses si lo necesitas ¡Disfruta!

 

Consejo. Usar sal de encurtir, una sal de grano fino que no tenga aditivos, evitará que el líquido del chucrut se enturbie, lo que en sí mismo no es perjudicial, pero crea un aspecto poco apetecible.