enero 11, 2021 Por Ane Goñi Salaverri 0

Receta de cazuela marrón de hachís congelado con salsa blanca

Tiempo de preparación:

  • Total: 85 minutos
  • Preparación: 15 minutos
  • Cocinado: 70 minutos
  • Raciones: 4 Raciones

Acerca de esta receta:

Los Hashbrowns son un gran plato de acompañamiento no sólo para los huevos y el tocino, sino también para la carne asada o el pollo. Nuestro cremoso guiso es fácil de preparar y se hornea a la perfección bajo una capa de queso cheddar y pan rallado. Sirve nuestra cazuela como parte de tu brunch, o utilízala para una cena de domingo o como comida de invierno entre semana. Utiliza las cebollas congeladas para una preparación más rápida, y consulta nuestras variaciones para obtener diferentes ideas de complementos. Nuestra salsa blanca casera puede utilizarse en otras recetas, como pechugas de pollo al horno cubiertas de salsa blanca, queso y cebollino, o pasta cremosa con salsa blanca, ajo y parmesano.
 Ingredientes:

5 cucharadas de mantequilla (divididas) 4 a 6 cebollas de verdeo 4 cucharadas de harina 3/4 de taza de caldo de pollo 3/4 de taza de leche entera (o mitad y mitad) 1/2 cucharadita de sal 1/4 de cucharadita de pimienta negra (recién molida) 1 libra de patatas hash brown (congeladas, al estilo sureño o ralladas) 1 taza de queso cheddar fuerte (rallado) 1 taza de pan rallado

Instrucciones paso a paso para esta Receta de cazuela marrón de hachís congelado con salsa blanca

Reúne los ingredientes. Precalienta el horno a 180º C. Unta con mantequilla una cazuela de 1 cuarto de galón. En una cacerola, derrite cuatro cucharadas de mantequilla, añade las cebollas verdes y cocínalas durante un minuto a fuego medio-bajo. Añade la harina y remueve para mezclarla bien. Cocina, removiendo, durante dos minutos. Incorpora poco a poco el caldo de pollo y la leche. Cocina, removiendo constantemente, hasta que espese y burbujee. Añade la sal, la pimienta, las patatas y el queso. Retira del fuego. Vierte la mezcla en la fuente de horno preparada y engrasada. Derrite la cucharada de mantequilla restante. En un bol aparte, pon el pan rallado y rocía la mantequilla derretida. Mezcla bien. Espolvorea el pan rallado con mantequilla sobre la cazuela. Hornea durante 45 a 55 minutos, hasta que esté caliente y burbujeante con la parte superior bien dorada. ¡Disfruta!

 

Cómo descongelar las patatas fritas congeladas. Pon las croquetas congeladas en un recipiente poco profundo y descongélalas en el frigorífico durante toda la noche. Para descongelarlas rápidamente, caliéntalas en el microondas en intervalos de 40 segundos, removiendo con frecuencia. Sécalas con toallas de papel antes de usarlas.