Receta de carne molida y chile de frijoles negros
enero 23, 2021 Por Ane Goñi Salaverri 0

Receta de carne molida y chile de frijoles negros

Tiempo de preparación:

  • Total: 2 hrs
  • Preparación: 15 minutos
  • Cocinado: 105 minutos
  • Raciones: 6 a 8 Raciones

Acerca de esta receta:

Sirve este abundante chili de carne picada y judías negras con pan de maíz o galletas saladas, o utilízalo como relleno de tacos. Se trata de una estupenda comida de diario que tu familia pedirá una y otra vez. Utiliza una olla de cocción lenta o cocínalo en la estufa. ¿Sabías que el chile se congela bien? Considera la posibilidad de hacer una tanda doble y congelar la mitad para una futura comida.
 Ingredientes:

1 cebolla dulce (aproximadamente 1 taza picada) 1 pimiento rojo 2 dientes de ajo (grandes) 1 1/2 libras de carne picada 1 lata de 4 onzas de chiles verdes suaves 2 latas de 14. 1 lata de 8 onzas de salsa de tomate 1 1/2 cucharadita de chile en polvo 1/2 cucharadita de chile ancho en polvo o más chile en polvo 1/2 cucharadita de comino molido 1/4 cucharadita de orégano seco Opcional: una pizca de chile chipotle en polvo 1 lata de 15 onzas de frijoles negros (enjuagados y escurridos) Sal y pimienta (al gusto)

Instrucciones paso a paso para esta Receta de carne molida y chile de frijoles negros

Pela la cebolla y córtala en dados. Retira el tallo y las semillas del pimiento y córtalo en dados. Pela y pica el ajo. Pon una sartén grande y profunda o una olla a fuego medio. Añade la carne picada a la sartén y cocínala durante unos 4 minutos, desmenuzándola y removiéndola con frecuencia. Añade la cebolla y el pimiento picados y sigue cocinando hasta que la cebolla esté tierna. Añade el resto de los ingredientes. Reduce el fuego al nivel más bajo y cocina a fuego lento durante 1 ó 2 horas, o pasa a la olla de cocción lenta y cocina a fuego lento durante 3 ó 4 horas. Sirve el chile con pan de maíz o galletas.

 

Consejos. Aligera el chile utilizando pavo o pollo picado en lugar de carne de vacuno. Añade un poco de caldo o base de ternera para darle un poco de sabor a carne. Congela el chili en porciones individuales para almuerzos o comidas rápidas. Ideas de guarnición – Adorna el chile con crema agria y cilantro, cebolla o cebollas verdes picadas. O desmenuza los chips de tortilla sobre las porciones. El queso cheddar rallado o una mezcla mexicana también es una buena guarnición. O pon guarniciones opcionales en cuencos y deja que tu familia y amigos añadan lo que quieran. Utiliza el chile sobrante para cubrir perritos calientes, o úsalo como relleno para tortillas o burritos.