marzo 8, 2021 Por Ane Goñi Salaverri 0

Receta de Capirotada (Pudín de Pan Mexicano)

Tiempo de preparación:

  • Total: 85 minutos
  • Preparación: 15 minutos
  • Cocinado: 70 minutos
  • Raciones: 8 Raciones

Acerca de esta receta:

Los budines de pan no suelen ser platos especialmente fotogénicos, pero sin duda son un alimento reconfortante para millones de latinoamericanos. Este plato llegó al Nuevo Mundo con los españoles, y hoy en día cada país o región tiene su versión especial. En México, la Capirotada se prepara principalmente durante la Cuaresma (la época cristiana que precede a la Semana Santa) y se come como postre, desayuno o merienda. Esta rica versión de Capirotada, con manzanas, nueces, pasas y muchas especias, está llena de textura y sabor. Si quieres, puedes cubrirla con nata montada o una generosa cucharada de crema mexicana para añadir otro elemento de sabor.
 Ingredientes:

1/4 de taza de mantequilla 6 tazas de pan mexicano (del día; bolillos, pan dulce o una combinación de ambos, cortado en cubos) 1 1/4 tazas de agua 1 libra de piloncillo (o 2 tazas de azúcar moreno envasado) 1 cucharadita de semillas de anís enteras 1 rama de canela 2 manzanas grandes (o 3 manzanas pequeñas, peladas, sin corazón, y picadas) 1 taza de pasas (remojadas en agua caliente para ablandarlas) 2/3 de taza de nueces (picadas) 1 cucharada de ralladura de naranja 1 cucharadita de ralladura de limón (o de lima) 1/2 taza de queso fresco (desmenuzado) 1 cucharadita de canela molida 1/2 cucharadita de clavo molido 4 yemas de huevo 4 tazas de leche 1/4 de taza de jerez 1 pizca de sal

Instrucciones paso a paso para esta receta de Receta de Capirotada (Pudín de Pan Mexicano)

Pon a hervir una olla grande de agua con sal y cuece la pasta según las instrucciones del paquete. Antes de escurrirla, reserva una taza del agua de la pasta. Pon el beicon en una sartén grande (una sartén tipo brasero funciona muy bien) y cocínalo a fuego medio durante unos 10 minutos o hasta que esté crujiente y dorado a tu gusto. Pásalo a un plato forrado con una toalla de papel y resérvalo. Sazona el pollo con 1/4 de cucharadita de sal y añádelo a la misma sartén con los goteos. Sube el fuego a medio-alto y cocina el pollo durante unos minutos, hasta que se vuelva opaco. Añade la chalota picada y sigue cocinando otro par de minutos. Añade el ajo picado y sigue cocinando un minuto más. Sigue cocinando hasta que el pollo esté bien cocido (165 F) y retira del fuego. Pasa el pollo y las chalotas a un plato y desecha todo el aceite restante excepto 2 cucharadas. En un bol grande, bate los huevos, el queso parmesano o romano rallado y la pimienta negra hasta que estén bien mezclados. Añade lentamente 1/4 de taza del agua reservada para la pasta y sube la temperatura de los huevos poco a poco. Cuando la pasta esté cocida, escúrrela y añádela a la sartén. A fuego medio-bajo, remueve la pasta con 1/4 taza más del agua reservada y luego vierte lentamente la mezcla de huevos en la sartén, removiendo constantemente. Añade más agua de la pasta según sea necesario hasta que la salsa se haya espesado. Desmenuza el beicon, corta el pollo en rodajas y añádelo a la pasta. Incorpora el perejil picado y sazona con más sal, si es necesario. Cubre con más queso rallado, si lo deseas.