marzo 8, 2021 Por Ane Goñi Salaverri 0

Receta de calamares japoneses en tempura

Tiempo de preparación:

  • Total: 25 minutos
  • Preparación: 20 minutos
  • Cocinado: 5 minutos
  • Raciones: 4 Raciones

Acerca de esta receta:

La tempura es un estilo de cocina japonés que consiste en verduras, proteínas o mariscos rebozados y fritos. Es un plato muy popular en los restaurantes japoneses de Occidente. En Japón, hay restaurantes especializados en la cocina de la tempura y a menudo se consideran de alta cocina. El calamar, conocido en japonés como “IKA”, es un ingrediente muy utilizado en la cocina de estilo tempura. El tempura de Ika también se conoce como, aka furry, donde “furry” se traduce como frito. La clave para que el calamar esté tierno es no cocinarlo demasiado, lo que hace que la cocina al estilo tempura sea ideal, ya que el calamar se cocina rápidamente cuando se fríe. Lo único de esta receta es la adición de shichimi togarashi (chile japonés de 7 especias) y Aomori (copos de algas verdes secas) con un toque de especias y sabor japonés. Como método abreviado, se pueden sustituir los calamares frescos por anillos de calamar congelados. Recomiendo utilizar sólo el cuerpo del calamar o las anillas de calamar para esta receta. Los tentáculos tienden a volverse duros y masticables. Puedes encontrar más consejos para cocinar la tempura en este vídeo aquí.
 Ingredientes:

1 libra de calamares limpios (sólo el cuerpo) o anillos de calamar congelados 3/4 de taza de harina sin blanquear 1/4 de taza de fécula de patata 1 huevo 3/4 de taza o más de agua helada o agua de seltz carbonatada (1 huevo + agua = 1 taza) Aceite de canola para freír, según sea necesario 1/4 de cucharadita de shichimi togarashi (chile japonés de 7 especias), más más para decorar 1/4 de cucharadita de Aonori (copos de alga verde japonesa), más para decorar Sal, al gusto

Instrucciones paso a paso para esta receta de Receta de calamares japoneses en tempura

Reúne los ingredientes / Extiende las judías secas sobre una mesa u otra superficie plana. Una a una, desliza cada alubia fuera de la mesa con una mano, cogiéndola con la otra, dejando atrás cualquier piedrecita u otros restos. Coloca las alubias en un colador y enjuágalas / Pon las alubias enjuagadas y escurridas en una olla de tamaño medio o grande a fuego medio-alto. Añade el agua / Pica la cebolla y el ajo y añádelos a la olla. Tapa la olla y deja que rompa a hervir. Una vez alcanzado el punto de ebullición, reduce el fuego a medio-bajo y mantén una cocción constante que no produzca grandes burbujas / Cocina las judías hasta que estén blandas. Asegúrate de que siempre haya suficiente agua en la olla, añadiendo agua hirviendo cuando y si es necesario. El tiempo de cocción variará en función de la frescura de las alubias. Sin embargo, lo normal es que las alubias tarden entre una hora y media y dos horas en ablandarse, aunque pueden tardar un poco menos o bastante más. Las alubias están cocidas cuando se pueden aplastar fácilmente entre el pulgar y el índice / Si estás haciendo alubias negras, es tradicional sazonarlas con una ramita de epazote fresco. Añade la hierba unos minutos antes de sacar las alubias del fuego, ya que el aroma y el sabor maravillosamente rústicos del epazote no resisten una cocción larga. Una vez cocidas las alubias, añade la sal y remueve. Si se añade la sal antes de que las alubias estén completamente cocidas, se evita que se ablanden del todo / Disfruta de tus deliciosas alubias caldosas en cuencos como guarnición de una m asada o frita, o utiliza una espumadera para servir sólo las alubias como acompañamiento de cualquier plato salado: te sorprenderá lo deliciosa que es esta sencilla preparación /