marzo 8, 2021 Por Ane Goñi Salaverri 0

Receta de Boeuf Bourguignon de Julia Child

Tiempo de preparación:

  • Total: 3 hrs 30 minutos
  • Preparación: 30 minutos
  • Cocinado: 3 hrs Raciones: Raciones 6 a 8

Acerca de esta receta:

Si hay alguien en el mundo que será recordado por cambiar la forma de cocinar de los estadounidenses, es, por supuesto, Julia Child. Con la publicación de su icónico libro de cocina, Mastering the Art of French Cooking, Julia nos enseñó a cocinar la cocina por la que la mayoría de la gente se desmaya. Esta receta de boeuf bourguignon no es difícil, aunque hay que seguir una serie de pasos antes de prepararla. Julia siempre decía que el boeuf bourguignon no es más que un buen guiso de carne. Así que pruébalo un fin de semana de invierno.
 Ingredientes:

6 onzas de panceta 1 cucharada de aceite de oliva 3 libras de asado de ternera 1 cebolla grande (en rodajas) 1 cucharadita de sal 1/4 cucharadita de pimienta 2 cucharadas de harina 3 tazas de vino tinto (rico y afrutado) 2 a 3 tazas de caldo de carne (casero o envasado; no en lata) 1 cucharada de pasta de tomate 2 dientes de ajo (machacados) 1/2 cucharadita de tomillo 1 hoja de laurel 1/2 libra de zanahorias baby 1 paquete de cebollas perladas (congeladas) 3 cucharadas de mantequilla sin sal 1 libra de champiñones (frescos, cortados en cuartos) Guarnición perejil picado

Instrucciones paso a paso para esta receta de Receta de Boeuf Bourguignon de Julia Child

Precalienta el horno a 450 F. Corta el asado de ternera en dados de 5 cm y sécalos bien con papel de cocina. Corta la panceta en bastones de 1 1/2 pulgadas de largo por 1/4 de pulgada de grosor. Calienta el aceite de oliva en una olla grande de fondo grueso o en un horno holandés a fuego medio. Cuando el aceite brille, añade la panceta y dórala hasta que esté crujiente. Retira los bastones de panceta con una espumadera y escúrrelos en un plato forrado con papel de cocina. Dora la ternera por tandas -esto ayuda a que la carne se dore uniformemente- y pásala al plato con la panceta. Añade la cebolla cortada a la olla y saltéala hasta que esté ligeramente dorada. Vuelve a poner la carne y la panceta en la olla, y espolvoréalas con sal y pimienta. Revuelve para combinar. Espolvorea la harina sobre la carne y pon la olla en el horno durante 4 minutos. Vuelve a mezclar la carne y vuelve a meter la olla en el horno durante otros 4 minutos. (Este paso permite que la harina se tueste y elimina su sabor harinoso). Saca la olla del horno y reduce la temperatura a 325°. Vierte el vino y el caldo de carne en la olla, removiendo los trozos dorados. Incorpora la pasta de tomate, el ajo, el tomillo y el laurel, y añade las zanahorias pequeñas. Tapa la olla y vuelve a meterla en el horno durante 2 horas y media o 3 horas, hasta que puedas pinchar fácilmente la carne con un tenedor. Mientras la carne se cuece, derrite 1 cucharada de mantequilla en una sartén y añade las cebollas perladas congeladas. Tapa y cuece a fuego lento durante 7 minutos. Quita la tapa y cocina a fuego lento hasta que se evapore el líquido, unos 5 minutos. Quieres que las cebollas estén doradas pero que mantengan su forma. Divide los champiñones en dos. Derrite 2 cucharadas de mantequilla a fuego medio, en una sartén, y añade la mitad de las setas. Saltéalos hasta que se doren. Pasa los champiñones a un plato y dora el resto de los champiñones. Coloca un colador grande sobre una cacerola grande. Vierte el contenido de la cacerola a través del colador, y luego devuelve la carne a la cacerola. Distribuye los champiñones y las cebollas perladas sobre la carne. Cuece a fuego lento la salsa en la cacerola grande durante 2 minutos, quitando la grasa que suba a la superficie. Sube el fuego y deja que la salsa hierva lentamente durante 5 minutos. La salsa debe espesar y cubrir una cuchara. (Puedes cocer la salsa un poco más para conseguir la consistencia deseada). Vierte la salsa sobre la carne de vacuno y báñala, manteniendo el fuego bajo, durante 3 minutos. Puedes servir el Boeuf Bourguignon ahora, o dejarlo enfriar, refrigerarlo y volver a calentarlo lentamente al día siguiente.