marzo 8, 2021 Por Ane Goñi Salaverri 0

Receta de Badami Murgh Korma (Pollo indio Korma)

Tiempo de preparación:

  • Total: 40 minutos
  • Preparación: 5 minutos
  • Cocinado: 35 minutos
  • Marinate: 60 minutos

  • Raciones: Raciones 4 a 6

Acerca de esta receta:

El korma tiene su origen en el norte de la India y atrae a todos los paladares, ya que va de suave a medio picante para un plato familiar. El tierno pollo se cocina en una salsa hecha con cebollas, chiles verdes y fragantes especias enteras como la canela, el cardamomo y los clavos. En este plato de pollo korma, la harina de almendra añade profundidad, sabor y riqueza adicionales. Se trata de una comida deliciosamente saciante, que sabe muy bien con pan indio, como chapatis (pan plano), parathas (pan plano frito) o naan (pan plano con levadura hecho en un tandoor u horno). 1:54 Pulsa el botón de reproducción para ver cómo se prepara esta receta india de pollo Korma
 Ingredientes:

2 libras de muslos de pollo deshuesados y sin piel, cortados en trozos de 2 pulgadas 1 taza de yogur sin azúcar Sal, al gusto 1/2 cucharadita de cúrcuma en polvo 3 o 4 cucharadas de aceite vegetal 3 cebollas grandes, picadas finamente 2 cucharaditas de pasta de jengibre 2 cucharaditas de pasta de ajo 1 rama de canela de 2 pulgadas 6 clavos enteros 10 granos de pimienta 2 trozos de macis 5 vainas de cardamomo verde partidas 2 cucharaditas de cilantro en polvo 1 cucharadita de comino en polvo 1/2 cucharadita de chile rojo en polvo 1/4 cucharadita de nuez moscada en polvo 4 cucharadas de harina de almendra finamente molida 2 cucharadas de cilantro verde fresco, finamente picado

Instrucciones paso a paso para esta receta de Receta de Badami Murgh Korma (Pollo indio Korma)

Reúne los ingredientes. Calienta el caldo a fuego lento en una cacerola mediana, luego baja el fuego para que el caldo se mantenga caliente. En una cacerola grande de fondo grueso, calienta el aceite y 1 cucharada de mantequilla a fuego medio. Cuando la mantequilla se haya derretido, añade la chalota o la cebolla picada. Saltea durante 2 ó 3 minutos o hasta que esté blanda y ligeramente translúcida. Añade el arroz arborio a la olla y remuévelo enérgicamente con una cuchara de madera para que los granos se cubran con el aceite y la mantequilla derretida. Saltea durante un minuto más, hasta que se perciba un ligero aroma a nuez, pero no dejes que el arroz se vuelva marrón. Añade el vino y cocina sin dejar de remover, hasta que el líquido se haya absorbido por completo. Añade un cucharón de caldo de pollo caliente al arroz y remueve hasta que el líquido se haya absorbido por completo. Cuando el arroz parezca casi seco, añade otro cazo de caldo y repite el proceso. Asegúrate de remover constantemente. Sigue añadiendo cazos de caldo caliente y removiendo el arroz mientras se absorbe el líquido. A medida que se vaya cocinando, verás que el arroz adquiere una consistencia cremosa al empezar a soltar sus almidones naturales. Sigue añadiendo caldo, un cazo cada vez, durante 20 ó 30 minutos o hasta que los granos estén tiernos pero todavía firmes al morderlos, sin que estén crujientes. Al cabo de unos 15 minutos, añade los espárragos y sigue echando cucharones y removiendo. Si te quedas sin caldo y el risotto aún no está hecho, puedes terminar la cocción utilizando agua caliente. Sólo tienes que añadir el agua como hiciste con el caldo, un cucharón cada vez, removiendo mientras se absorbe. Incorpora las 2 cucharadas de mantequilla restantes, el queso parmesano rallado y el perejil, y sazona al gusto con sal kosher. Adorna con más virutas de queso parmesano y sirve enseguida.