Receta fácil de anacardos glaseados de Tailandia
marzo 8, 2021 Por Ane Goñi Salaverri 0

Receta de anacardos glaseados tailandeses

Tiempo de preparación:

  • Total: 20 minutos
  • Preparación:
  • Cocinado: 20 minutos
  • Raciones: 3 tazas (Raciones 9)

Acerca de esta receta:

Estos anacardos glaseados tailandeses son una tentadora combinación de dulce, salado y picante, lo que los convierte en un excelente fruto seco o en un aperitivo. Perfectos para las fiestas, estos anacardos glaseados pueden hacerse en cuestión de minutos y servirse junto a tus platos de fiesta. Son estupendas para acompañar la cerveza y los cócteles, pero también son deliciosas espolvoreadas sobre ensaladas o postres (¡excelentes sobre el helado!). O llena un bonito tarro con estas nueces glaseadas y regálalas al amante de la comida tailandesa de tu lista.
 Ingredientes:

3 tazas de anacardos sin sal, tostados o sin tostar (también funcionan otros tipos de frutos secos, como las nueces y las pacanas) 3/4 de taza de azúcar blanco 1/2 cucharadita de chile seco triturado 1/2 cucharadita de pimienta de cayena 1/4 de cucharadita de sal 2 cucharadas de aceite de canola u otro aceite vegetal

Instrucciones paso a paso para esta receta de Receta de anacardos glaseados tailandeses

Extiende los anacardos en una bandeja de horno y mételos en el horno a 180º C. Deja que se horneen hasta que los anacardos tengan un color dorado (15 a 30 minutos) Si tus anacardos ya están tostados, deja que se horneen durante 10 minutos (esto sólo los crujirá bien). Saca los anacardos del horno y ponlos en un plato o en la encimera para que se enfríen un poco. Coloca un wok o una sartén grande a fuego medio-alto. Añade el aceite y los copos de chile y la pimienta de cayena. Remueve el chile en el aceite. Cuando el aceite esté caliente, añade las nueces. Sofríe hasta que las nueces se cubran de aceite de chile (unos 20 segundos). Añade la sal y el azúcar. Sofríe aproximadamente 1 minuto, o hasta que el azúcar se haya disuelto. No te pases de cocción, o el azúcar empezará a quemarse. Retira del fuego. Desliza las nueces sobre una hoja de papel encerado, papel de pergamino o papel de aluminio y deja que se enfríen. Mientras se enfrían, haz una prueba de sabor. Añade otra pizca de copos de chile seco si no es lo suficientemente picante. Añade un poco más de sal si los prefieres más salados. Disfruta de tus anacardos dulces y picantes solos como tentempié, o con cerveza o bebidas de fiesta. Estos frutos secos también son excelentes en ensaladas, como la ensalada de papaya verde. O sírvelos sobre helado junto con el helado de chile dulce tailandés. Guarda tus nueces glaseadas en un recipiente o tarro con tapa (los tarros de conserva funcionan bien y además quedan muy bonitos). ¡Disfruta!