Bolas tártaras de filete vegetariano (Çiğ Köfte) Receta
marzo 8, 2021 Por Ane Goñi Salaverri 0

Receta de albóndigas tártar vegetarianas (Çiğ Köfte)

Tiempo de preparación:

  • Total: 60 minutos
  • Preparación: 60 minutos
  • Cocinado: Set aside: 6 hrs Raciones: 6 Raciones

Acerca de esta receta:

El clásico steak tartar al estilo turco, más conocido como çiğ köfte (CHEE’ kuf-TAY’), se elabora con carne de vacuno de muy alta calidad y sin grasa que se pica y amasa junto con bulgur fino, pimienta, pasta de tomate, cebolla, ajo y una mezcla de especias turcas. Es un plato regional del sureste de Turquía con mucha historia detrás. Debido a una mayor concienciación sobre la salud alimentaria y a una normativa cada vez más estricta, mucha gente opta hoy por una versión moderna y vegetariana de este antiguo plato turco. Algunas versiones sin carne del çiğ köfte son tan auténticas que no puedes distinguirlas del auténtico. La clave está en el amasado: cuanto más tiempo amases la mezcla, mejor será la textura. Asegúrate de dejar reposar la mezcla durante al menos cinco horas antes de servirla. En esta receta se utiliza el isot biber turco, una pimienta con un sabor intenso e inusual. Tiene un sabor complejo, terroso y picante, y al mismo tiempo dulce y ahumado. Si no puedes encontrar isot biber, puedes sustituirlo por chipotle mexicano.
 Ingredientes:

5 tomates grandes y maduros 2 tazas de bulgur fino 2 cebollas medianas 5 dientes de ajo 2 rebanadas de pan duro 1 taza de mitades de nueces 1/2 taza de aceite de oliva 1/2 taza de concentrado de granada 1/4 taza de isot biber turco 1 cucharada de pasta de tomate 1 cucharada de pasta de pimiento rojo 1 cucharadita de comino 1 cucharadita de sal Guarnición: Perejil fresco y cebolla de verdeo finamente picados Para servir: Hojas de lechuga romana y rodajas de limón

Instrucciones paso a paso para esta receta de Receta de albóndigas tártar vegetarianas (Çiğ Köfte)

Reúne los ingredientes. Precalienta el horno a 360 F. Forra 2 ó 3 bandejas de horno con papel de hornear ligeramente engrasado con un poco de mantequilla o con tapetes de silicona. Bate la mantequilla y el azúcar con una batidora de pie o de mano. También puedes batir con una cuchara de madera a mano. Bate hasta que la mantequilla y el azúcar estén pálidos, ligeros y esponjosos. Añade el huevo y vuelve a batir. Por último, bate el extracto de vainilla y el suero de leche o la crema agria para crear una masa suave. En otro bol, tamiza el cacao, la harina, la levadura en polvo y el bicarbonato. Vierte con cuidado los ingredientes secos en la masa y bate lentamente. Añade el gel alimentario rojo y vuelve a mezclar añadiendo más gel para dar más color si lo deseas. Coloca la masa en las bandejas de hornear con una cucharada y con una separación de al menos 2,5 cm. Hornea en el centro del horno precalentado durante 8 minutos hasta que hayan subido ligeramente y estén firmes, pero no duros al tacto. Retira del horno y deja que se enfríen en las bandejas durante 5 minutos, luego retíralas y colócalas en rejillas para que se enfríen por completo. Prepara la crema de mantequilla; bate la mantequilla, el azúcar y el extracto de vainilla en una batidora de pie o de mano hasta que esté ligera y esponjosa. Mételo en el frigorífico hasta que lo necesites. Una vez que las galletas estén completamente frías, saca la crema de mantequilla del frigorífico y deja que se caliente un poco si es demasiado dura para una cuchara. Coge una cucharada generosa y colócala en el centro de la galleta. Coloca otra galleta encima, con el lado plano hacia abajo, y gírala mientras presionas suavemente; la crema se extenderá uniformemente hasta llegar al borde. Continúa con las galletas restantes.