marzo 8, 2021 Por Ane Goñi Salaverri 0

Pozole de Pollo: Receta de Pozole de Pollo

Tiempo de preparación:

  • Total: 80 minutos
  • Preparación: 20 minutos
  • Cocinado: 60 minutos
  • Raciones: 6 Raciones

Acerca de esta receta:

El pozole, que a veces se escribe posole en el suroeste de Estados Unidos, es la comida de fiesta mexicana por excelencia; las fiestas patrias, las bodas y las fiestas patronales se celebran con frecuencia con un humeante tazón de esta fragante y reconfortante sopa. Aunque originalmente se elaboraba con carne de cerdo cocida lentamente, en los últimos años se ha popularizado la versión de pollo (pozole de pollo) de este clásico. La siguiente receta le mostrará cómo hacer el pozole básico “blanco” o “normal”, y luego le indicará los pocos ingredientes adicionales necesarios para convertirlo en una versión roja o verde. En cualquiera de sus variantes, el pozole resulta atractivo y reconfortante gracias a sus componentes principales: un caldo caliente y sabroso, maíz ligeramente masticable, carne y una gran cantidad de guarniciones brillantes y crujientes. Para hacer el pozole tradicional desde cero hay que nixtamalizar los granos de maíz, un proceso muy laborioso que lleva al menos un par de días. Una preparación tan elaborada merece la pena cuando se preparan docenas de raciones para una ocasión especial. En esta versión, sin embargo, se puede hacer una sopa deliciosamente aromática con mucho menos esfuerzo, convirtiendo el pozole en un maravilloso plato de diario. Pero no dude en servirlo en una fiesta: sus invitados le agradecerán que lo haya hecho.
 Ingredientes:

1 cebolla grande (cortada por la mitad) 1 1/2 libras de pechuga y/o muslos de pollo deshuesados 12 tazas de caldo de pollo de buena calidad 2 dientes de ajo (finamente picados) 1/4 cucharadita de comino molido 1 1/4 libras de maíz preparado (cocido) 2 cucharaditas de sal Opcional: 1/2 cucharadita de epazote seco Guarnición 3/4 de libra de col blanca (o col morada) Guarnición: 6 rábanos medianos Guarnición: 6 a 8 limas mexicanas Guarnición: 1/4 de taza de orégano seco Guarnición: 2 cucharadas de chile en polvo (o chile seco triturado, como el piquín o el chile ancho)

Instrucciones paso a paso para esta receta de Pozole de Pollo: Receta de Pozole de Pollo

Reúne los ingredientes. Corta una mitad de la cebolla en 3 partes. En una olla grande para sopa, coloca la cebolla cortada y el pollo en el caldo y hierve suavemente durante unos 30 minutos hasta que el pollo esté bien cocido. Quita la espuma que suba a la parte superior del líquido de cocción y deséchala. Saca el pollo y deja que se enfríe lo suficiente como para poder manejarlo con seguridad. Retira los trozos de cebolla del caldo y deséchalos. Desmenuza o corta el pollo en trozos que quepan en una cuchara sopera. Desecha cualquier hueso, grasa o cartílago. Devuelve el pollo al caldo y añade el ajo y el comino. Vierte la sémola de maíz preparada en un colador. Enjuágala bajo el grifo y escúrrela. Añade la sémola de maíz, la sal y el epazote (si lo usas) al caldo (aunque el epazote es opcional, úsalo si puedes, ya que añade una maravillosa nota rústica a la sopa). Deja que el caldo hierva suavemente durante 20 ó 30 minutos para que los sabores se fundanPara preparar la guarnición, corta la col en trozos que no midan más de 5 ó 6 cm de largo por cada lado. Desmenuza cada trozo con un rallador o córtalo con un cuchillo afilado en rodajas finas. “Esponja la col desmenuzada con los dedos para que las rodajas se separen unas de otras. Coloca la col en una fuente de servir. Corta el tallo y el rabo de cada rábano. Corta los rábanos en mitades o cuartos, y luego corta cada pieza en rodajas finas. Corta la otra mitad de la cebolla en dados. Corta las limas en mitades o cuartos. Coloca los rábanos cortados, la cebolla cortada en dados y las limas cortadas en un plato para servir o en un bol. Coloca el orégano seco y el chile en polvo en un plato pequeño para servir, bien juntos uno al lado del otro en un cuenco poco profundo, o en pequeños platos de condimento separados. Antes de servir el pozole, pruébalo y añade más sal, si es necesario. Los platos de maíz suelen necesitar más sal de la que crees. Sirve el pozole muy caliente en cuencos hondos; recuerda que se añadirán guarniciones a temperatura ambiente, lo que enfriará considerablemente la sopa Diana Chistruga

 

Consejos. La sémola de maíz preparada comercialmente se puede encontrar en latas o frascos en el estante de la tienda de comestibles o en bolsas selladas al vacío en la caja refrigerada. Puedes utilizar sémola de maíz seca, pero añadiría otras 12 horas al tiempo de cocción. Pase las guarniciones para que cada comensal pueda preparar su porción al gusto. En México, las guarniciones se suelen coger con los dedos para colocarlas en el cuenco del pozole, pero puede proporcionar pinzas o cucharas para cada ingrediente. Exprime las limas a mano o utiliza un exprimidor de limas directamente sobre el cuenco de sopa para que sólo el zumo dé sabor al caldo. En México, el pozole suele servirse con tostadas (tortillas de maíz relativamente planas horneadas o fritas) untadas con crema mexicana (o crema agria) y espolvoreadas con queso rallado o desmenuzado. Utilice un queso genuinamente mexicano para obtener la mejor experiencia de sabor; pruebe el queso fresco desmenuzado o el queso Cotija o añejo rallado. Si es posible, prepare el pozole un día antes de servirlo y guárdelo en la nevera hasta el momento de recalentarlo. El pozole es uno de esos platos maravillosos que está aún más sabroso al día siguiente.