Petite Vanilla Bean Scones Recipes
noviembre 4, 2020 Por Ane Goñi Salaverri 0

Pequeños bollos de vainilla Reci Recibo

Tiempo de preparación:

  • Total: 30 minutos
  • Preparación: 20 minutos
  • Cocinado: 10 minutos
  • Raciones: 24 scunas (24 Raciones)

Acerca de esta receta:

No hay nada como darse el gusto con los pequeños y dulces bollos de vainilla en Starbucks. Son lo suficientemente pequeños como para no sentirse culpable al comerlos y son tan deliciosos que valen cada bocado lleno de calorías. Lo que es aún mejor es hacer los pequeños bocadillos que se derriten en casa. La receta del bollo es super sencilla y requiere muy poca mezcla y preparación. Se hornea rápidamente y el glaseado sólo requiere una rápida agitación. Son el regalo perfecto para un hermoso té o un brunch. Es muy fácil duplicar la receta para hacer un lote grande para una multitud. También se pueden hacer con anticipación y congelar hasta que se necesite y el congelador sorprendentemente ayuda a mantener su delicada textura y mantiene su sabor fresco.
 Ingredientes:

  • 2 1/2 tazas de harina (sin blanquear) 1/2 cucharadita de sal 1 cucharada de polvo de hornear 1/3 de taza de azúcar 1 huevo grande 1/2 taza de leche entera (o media y media) 1 cucharada de extracto de vainilla (puro) 3/4 de taza de mantequilla (fría, en cubitos) Para el glaseado 1 1/2 tazas de azúcar en polvo 2 cucharadas de leche entera 2 cucharadas de mantequilla (derretida) 1/2 de un grano de vainilla (partido y raspado, también puede sustituir a la pasta de vainilla)

 

Instrucciones paso a paso para esta receta de Pequeños bollos de vainilla Reci Recibo:

Reúne los ingredientes. Precalentar el horno a 220º C. Combinar la harina, la sal, el polvo de hornear y el azúcar en el tazón de la batidora de pie usando el accesorio de la paleta. También se puede mezclar en un bol grande usando una batidora de repostería. Añadir la mantequilla y los ingredientes secos. Revuelva hasta que la mezcla se parezca a las migajas gruesas, ya que los trozos más grandes de mantequilla pueden estar todavía intactos en la masa. Esto le dará a la masa una hermosa textura. En un tazón separado, bata el huevo, la leche y el extracto de vainilla. Gradualmente agregue la mezcla húmeda y la seca mientras la batidora se enciende a baja velocidad. Mezclar suavemente hasta que toda la mezcla húmeda se haya incorporado. La masa debe estar ligeramente pegajosa, pero no es pegajosa. Dividir la mezcla en 3 pequeñas bolas. Giren suavemente las bolas y aplástenlas en discos de aproximadamente 1/2 pulgada de espesor. Corten los discos en 8 secciones (piensen en forma de pastel). Coloquen cada cuña en una bandeja de hornear forrada de pergamino. Hornee durante 10 a 12 minutos o hasta que estén ligeramente doradas en los bordes. Transfieran los bollos a una rejilla de enfriamiento y déjenlos enfriar completamente. Mientras tanto, haga el glaseado. Mezcla el azúcar en polvo, la mantequilla derretida y la milla. Añade las semillas de vainilla y mézclalas hasta que se combinen. El glaseado debe ser muy espeso, pero todavía se puede untar. Una vez que los bollos se hayan enfriado completamente, esparcir una cucharadita de glaseado sobre la parte superior de cada uno de ellos. Deje que el glaseado se endurezca antes de guardarlos. También pueden mantenerse congelados. ¡Sirvan y disfruten!

 

Cómo guardar los huevos duros. Los huevos duros deben guardarse en la nevera, pelados o sin pelar, y serán buenos hasta una semana.