Corteza de pizza de coliflor
noviembre 28, 2020 Por robertez@gmail.com 0

Corteza de pizza de coliflor

Tiempo de preparación:

  • Total: 75 minutos
  • Preparación: 25 minutos
  • Cocinado: 50 minutos
  • Raciones: 4 Raciones

Acerca de esta receta:

Las cortezas de coliflor para las pizzas están de moda. Si quieres reducir tu consumo de carbohidratos o eliminar el gluten de tu dieta, esta base vegetariana es tu amiga. Aunque no hay forma de hacer que una corteza de coliflor se comporte como una corteza de harina clásica, hay secretos para hacerla igual de deliciosa. En primer lugar, necesita un condimento adecuado con sal y pimienta y una generosa cantidad de queso parmesano para dar a la corteza su propio sabor. En segundo lugar, tienes que exprimir todo el líquido posible de la coliflor cocida (ver instrucciones más abajo) para que la corteza pueda quedar crujiente. En tercer lugar, asegúrate de no sobrecargar la corteza con demasiada salsa o demasiados ingredientes; abrumarán la delicada textura de una corteza de coliflor que, por lo demás, resulta tentadora.
 Ingredientes:

1 cabeza de coliflor 1 diente de ajo 1 huevo 1/2 taza de queso parmesano rallado 1/2 taza de harina de almendras (u otra harina de tu elección) 1/4 cucharadita de sal 1/4 cucharadita de pimienta negra recién molida 1/4 cucharadita de orégano seco (opcional)

Instrucciones paso a paso para esta Corteza de pizza de coliflor

Precalienta el horno a 220º C. Corta la coliflor en ramilletes de tamaño uniforme. Pon a hervir una olla de agua con sal, añade la coliflor y cuécela hasta que esté muy tierna, unos 12 minutos. Escúrrela y extiéndela sobre una tabla de cortar, un plato grande o una sartén para que se enfríe. Si lo prefieres, puedes cocer la coliflor al vapor. Mientras la coliflor se enfría, pela y pica el ajo. Una vez que la coliflor se haya enfriado, hazla puré. Hazlo con un machacador de patatas, un rallador, un tenedor grande o púlsalo en un procesador de alimentos. La clave es romperla lo máximo posible sin convertirla en un puré. Pasa la coliflor triturada, hecha puré o batida a un paño de cocina grande y limpio o a varias capas de gasa. Recoge las esquinas de la tela y luego todos los lados, júntalos en un haz y retuércelos para empezar a exprimir el líquido de la coliflor. Retuerce y escurre todo lo que puedas: cuanto más líquido exprimas ahora, más crujiente y más parecido a una corteza será el producto final. Pasa la coliflor exprimida a un bol grande. Añade el ajo, el huevo, el queso, la harina, la sal, la pimienta y el orégano, si lo utilizas. Remueve bien la mezcla. Pon un trozo de papel de pergamino en una bandeja de horno. Vierte la mezcla de coliflor encima y extiéndela hasta formar un disco de 14 pulgadas. Hornea hasta que esté dorado por todas partes y empiece a dorarse en los bordes, unos 35 minutos. Opcional: Para obtener una corteza más sólida, levanta el pergamino de la sartén y dale la vuelta a la corteza sobre la sartén, de modo que la parte inferior quede hacia arriba. Vuelve a meterla en el horno durante 10 minutos. Cubre la corteza con salsa -no demasiada, o se empapará- y queso. Hornea hasta que el queso esté derretido y burbujeante, de 10 a 15 minutos.