Chips de coco
marzo 8, 2021 Por Ane Goñi Salaverri 0

Chips de coco

Tiempo de preparación:

  • Total: 75 minutos
  • Preparación: 30 minutos
  • Cocinado: 45 minutos
  • Raciones: 2 1/2 tazas (24 Raciones)

Acerca de esta receta:

Si das un rápido paseo por el pasillo de los aperitivos de cualquier tienda de comestibles, verás que los chips de coco son cada vez más populares. Los devotos de la dieta y de la dieta baja en carbohidratos saben que los crujientes copos de coco son una forma estupenda de satisfacer el antojo salado, dulce y crujiente de las patatas fritas sin la sobrecarga de carbohidratos. La buena noticia es que puedes ahorrarte unos cuantos dólares en esas caras bolsas del supermercado y hacer tus propias patatas fritas de coco en casa. La idea de abrir un coco puede parecer intimidante, pero no temas: es mucho más fácil de lo que crees. En primer lugar, es importante elegir un buen coco. Los ojos del coco, esos tres agujeritos en un extremo, son un buen indicador. Cualquier signo de decoloración podría ser moho y una señal de que el coco no es fresco. Agítalo bien y asegúrate de que oyes un sonido de chapoteo en el interior. Esto significa que hay agua en su interior (¡sí, agua de coco!). Una vez que hayas cogido el coco, necesitarás un destornillador y un martillo para empezar a partirlo. Puedes usar un martillo para tu coco después de haberle escurrido el agua, pero una breve cocción en el horno ahorra tiempo práctico, ya que facilita la extracción de la carne del coco de su cáscara. Sólo tienes que dejar que el coco se enfríe completamente antes de partirlo. Cómo partir y abrir un coco
 Ingredientes:

1 coco entero Sal marina (al gusto)

Instrucciones paso a paso para esta receta de Chips de coco

Precalienta la parrilla. Salar ligeramente las rodajas de berenjena y colocarlas en un colador colocado sobre una fuente para escurrirlas durante 15 a 20 minutos. Mientras tanto, tuesta las rebanadas de pan en una tostadora hasta que estén bien hechas. Pásalas a un bol mediano y desmenúzalas para que se hagan migas. Mezcla con el orégano seco y el tomillo seco, y espolvorea ligeramente con sal, pimienta y parmesano de soja (si lo utilizas). Reserva. Enjuaga las rodajas de berenjena con agua fría y sécalas con una toalla de papel. Engrasa ligeramente una bandeja de horno grande, coloca las rodajas en la bandeja y úntalas ligeramente con aceite de oliva. Colócalas bajo la parrilla durante unos 3 minutos o hasta que se doren. Retíralas del horno y resérvalas. Bajar el horno a 180º C. En una batidora, batir todos los ingredientes de la salsa de queso hasta que esté cremosa, reservar. En una sartén mediana a fuego medio-alto, calienta el aceite de oliva, añadiendo la cebolla una vez caliente. Cocina, removiendo a menudo, hasta que la cebolla esté blanda, durante unos 5 minutos. Añade la salsa de tomate a la sartén y cocina hasta que esté caliente. Apártala. Monta la cazuela. Engrasa ligeramente una fuente de horno de 9″ x 13″ con aceite de oliva. Coloca la mitad de las rodajas de berenjena en el fondo de la fuente. Cubre con 1/3 del pan rallado, seguido de la mitad de la salsa de tomate y la mitad de la salsa de queso. Espolvorea con parmesano de soja. Cubre con la berenjena, seguida de otro 1/3 del pan rallado y la mitad restante de la salsa de tomate y la salsa de queso. Cubre con el 1/3 restante del pan rallado y una generosa espolvoreada de parmesano de soja, si lo utilizas. Hornea durante 20 a 25 minutos o hasta que se dore ligeramente por encima. Sirve caliente.

 

Variaciones de la receta. Especia de barbacoa (sirve como chips de “bacon”) Crema agria y cebolla Sal y vinagre