Canelones de espinaca y ricotta (Manicotti)
noviembre 2, 2020 Por Ane Goñi Salaverri 0

Canelones de espinaca y ricotta (Manicotti)

Tiempo de preparación:

  • Total: 30 minutos
  • Preparación: 10 minutos
  • Cocinado: 20 minutos
  • Raciones: 4 Porciones (4 Raciones)

Acerca de esta receta:

Es un clásico plato de pasta rellena y horneada que es bueno en cualquier época del año, y que también hace grandes sobras. Incluso puedes congelar las sobras, que se conservarán durante unos tres meses si se empaquetan bien en una bolsa o recipiente para congelar. Para recalentar las sobras congeladas: dejarlas descongelar en el refrigerador durante la noche, y luego calentarlas en un horno como se describe a continuación. Como con todos los platos italianos, es importante usar ingredientes de alta calidad para obtener los mejores resultados. Si es posible, use hojas más grandes y oscuras de espinaca madura en lugar de espinaca bebé o espinaca joven. Es mucho más sabrosa y mantiene su textura mejor cuando se cocina, en lugar de desintegrarse en un lío algo viscoso. El ricota de muy alta calidad también es esencial. Si sólo tiene acceso a marcas de supermercado acuosas y calcáreas, ¡intente hacer su propio ricotta! Es más fácil de lo que piensas. Se pueden usar tanto hojas de pasta fresca como pasta seca en tubo de canelones (cocinada según las instrucciones del paquete – asegúrese de no cocer demasiado); ambos dan grandes resultados. La proporción de espinacas y requesón es mucho mayor en esta versión más auténticamente italiana. Muchas adaptaciones de EE.UU. contienen principalmente ricotta apenas moteado con espinacas, mientras que en realidad deberían ser trozos más grandes de espinaca abundante con algo de ricotta y huevo manteniéndolo todo junto. Variación opcional: Se puede poner un cucharón de una simple salsa de tomate en el fondo de la fuente de horno después del cucharón de besciamella, y otro en la parte superior de los canelones antes de cubrirlos con el resto de la besciamella.Es un clásico plato de pasta rellena y horneada que es bueno en cualquier época del año, y que también hace grandes sobras. Incluso puedes congelar las sobras, que se conservarán durante unos tres meses si se empaquetan bien en una bolsa o recipiente para congelar. Para recalentar las sobras congeladas: dejarlas descongelar en el refrigerador durante la noche, y luego calentarlas en un horno como se describe a continuación. Como con todos los platos italianos, es importante usar ingredientes de alta calidad para obtener los mejores resultados. Si es posible, use hojas más grandes y oscuras de espinaca madura en lugar de espinaca bebé o espinaca joven. Es mucho más sabrosa y mantiene su textura mejor cuando se cocina, en lugar de desintegrarse en un lío algo viscoso. El ricota de muy alta calidad también es esencial. Si sólo tiene acceso a marcas de supermercado acuosas y calcáreas, ¡intente hacer su propio ricotta! Es más fácil de lo que piensas. Se pueden usar tanto hojas de pasta fresca como pasta seca en tubo de canelones (cocinada según las instrucciones del paquete – asegúrese de no cocer demasiado); ambos dan grandes resultados. La proporción de espinacas y requesón es mucho mayor en esta versión más auténticamente italiana. Muchas adaptaciones de EE.UU. contienen principalmente ricotta apenas moteado con espinacas, mientras que en realidad deberían ser trozos más grandes de espinaca abundante con algo de ricotta y huevo manteniéndolo todo junto. Variación opcional: Se puede poner un cucharón de una simple salsa de tomate en el fondo de la fuente de horno después del cucharón de besciamella, y otro en la parte superior de los canelones antes de cubrirlos con el resto de la besciamella.
 Ingredientes:

  • 1 libra de hojas de espinaca madura 7 onzas de ricotta de leche de vaca fresca 1 huevo grande (ligeramente batido) 8 cucharadas de Parmigiano Reggiano rallado finamente (un rallador Microplane funciona bien para esto, más 4 cucharadas para espolvorear encima) Sal marina fina Pizca de nuez moscada recién rallada 8 rectángulos de pasta fresca (10 x 12 cm) u 8 tubos de canelones secos (cocinados según las instrucciones del paquete) 2 tazas de besciamella 1 cucharada de mantequilla sin sal

 

Instrucciones paso a paso para esta Canelones de espinaca y ricotta (Manicotti):

Reúne los ingredientes. Precalentar el horno a 220º C. Lavar bien las espinacas, desechar todos los tallos y cocinarlas a fuego medio en una olla grande (con sólo el agua que queda en las hojas después de lavarlas) durante unos 10 minutos. Escurrir bien en un colador de malla fina, presionando sobre las espinacas cocidas con el fondo de una cuchara de madera y exprimir la mayor cantidad de agua posible. Luego picar la espinaca cocida finamente y transferirla a un tazón mediano. Añadan el requesón, el huevo, 8 cucharadas de parmesano rallado, sal y nuez moscada. Mezclar bien la mezcla. Si se utilizan hojas de pasta fresca: cocer las hojas durante 1 minuto en agua salada hirviendo, escurrirlas y sumergirlas inmediatamente en agua fría; dejarlas reposar en el agua fría durante unos minutos, luego retirarlas y dejarlas secar en un paño de cocina limpio o en una gran tabla de cortar de madera. Si se utilizan tubos de pasta seca: cocer según las instrucciones del paquete, escurrir y sumergir en agua fría. Escurrir bien. Rellenar con una cuchara pequeña. Distribuya uniformemente el relleno entre los rectángulos de pasta fresca (o tubos de pasta). Si utiliza hojas: coloque una cucharada de relleno cerca de los extremos cortos y enrolle a lo largo un canelón de forma 8. Colocar un cucharón de salsa besciamella en el fondo de una pequeña bandeja de hornear engrasada y repartirlo uniformemente sobre el fondo. Transfiera los canelones rellenos a la fuente de horno en una sola capa, cúbralos uniformemente con la besciamela restante, luego espolvoree las 4 cucharadas restantes de parmesano rallado y la mantequilla, distribuidas uniformemente en un punto de la superficie. Hornee hasta que se dore, unos 15 a 20 minutos.