mayo 4, 2020 Por Ane Goñi Salaverri 0

Calabaza Y Pasta Con Salvia

Tiempo:

  • Total: 80 minutos
  • Preparación: 25 minutos
  • Cocinado: 55 minutos
  • Raciones: 4 a 6 Raciones

    Acerca de esta receta:

    Calabaza, mantequilla dorada y salvia dan sabor a este simple plato de pasta y lo hacen algo especial. Es una deliciosa manera de disfrutar de la calabaza, pero también puedes usar otra calabaza de invierno como la kabocha o una calabaza comestible en este plato. Asegúrate de cortar la calabaza en trozos de tamaño uniforme para asegurarte de que todos se asen uniformemente. Los ricos sabores otoñales harán de este plato de pasta un favorito de la temporada. Consejos y variaciones de la receta Es perfecta tal como está, pero no dude en cambiar o añadir a la receta para hacerla suya. Para obtener más textura, sabor y proteína, agregue algunos frijoles blancos cocidos o frijoles lima bebés. Use pasta rombi, farfalle, ñoquis caseros o su forma de pasta favorita. Si lo prefieres, puedes hacer este plato más bien una cazuela o un plato de pasta horneada. Siga las instrucciones, pero cocine la pasta menos que al dente. Después de mezclar la mezcla, ponlo todo en un plato para hornear, cubre con tu queso favorito (o quesos) y cocina hasta que la parte superior esté derretida y pegajosa. El resultado será una versión adulta de los macarrones con queso de otoño.

    Ingredientes:

    • 1 calabaza mediana, alrededor de
    • 2 libras
    • 1 cebolla dulce grande (picada en trozos grandes)
    • 1 cucharadita de sal kosher, más más a gusto
    • 1/8 de cucharadita de pimienta negra recién molida, más a gusto
    • 3 o
    • 4 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
    • 220 gramos de rombi, farfalle u otra pasta
    • 1/4 de taza (1/2 barra) de mantequilla sin sal
    • 2 docenas de hojas de salvia fresca
    • 2 dientes de ajo medianos (picados)
    • 1/2 taza de parmesano rallado, más más para adornar

    Instrucciones paso a paso para esta receta de Calabaza Y Pasta Con Salvia

    1. Caliente el horno a 190º C
    2. Use un pelador de vegetales para pelar la calabaza
    3. Saque las semillas y córtelas en cubos de 1/2 a 1 pulgada
    4. Combina la calabaza, la cebolla picada, 1 cucharadita de sal kosher, 1/8 de cucharadita de pimienta y aceite de oliva
    5. Eche una capa y extiéndala en un gran panecillo de gelatina o en una bandeja para asar
    6. Asar durante unos 30 a 35 minutos o hasta que estén tiernos y ligeramente dorados, girando a la mitad del tiempo de asado
    7. Mientras tanto, cocine la pasta como se indica en el paquete; escúrrala y enjuáguela con agua caliente
    8. Déjela a un lado
    9. En una cacerola o sartén grande a fuego medio-bajo, cocine la mantequilla y las hojas de salvia hasta que la mantequilla comience a dorarse
    10. Añade el ajo y continúe cocinando durante aproximadamente 1 minuto
    11. Asegúrese de no dejar que la mantequilla se queme
    12. Retire del fuego y retire la salvia con una cuchara ranurada; desmenuce la salvia con una cuchara
    13. Añadir la pasta cocida y escurrida a la mezcla de mantequilla junto con la salvia desmenuzada y la calabaza y las cebollas asadas
    14. Poner de nuevo al fuego y continuar cocinando, revolviendo, hasta que la pasta y la calabaza estén calientes
    15. Pruebe y agregue sal y pimienta, según sea necesario
    16. Mezclar con la media taza de queso parmesano rallado justo antes de servir
    17. Adorne con más parmesano si lo desea