marzo 8, 2021 Por Ane Goñi Salaverri 0

Bundt Cake de Frambuesa y Terciopelo Rojo con Glaseado de Queso Crema

Tiempo de preparación:

  • Total: 80 minutos
  • Preparación: 20 minutos
  • Cocinado: 60 minutos
  • Raciones: Raciones 8

Acerca de esta receta:

Este Bundt cake de terciopelo rojo de frambuesa, con su glaseado de queso crema al limón, queda impresionante en cualquier mesa y se adapta a todas las ocasiones, desde un capricho con una taza de té hasta la hora de la fiesta. Este pastel alto y rojo con glaseado blanco tiene un aspecto magnífico, pero es más fácil de hacer de lo que parece y sólo se tarda 20 minutos en montarlo y una hora en hornearlo. El suave bizcocho de chocolate tiene una capa de sabrosas frambuesas que atraviesa el centro, lo que lo convierte en un pastel delicado y húmedo. Prepara uno y mira cómo desaparece. Un pastel de terciopelo rojo casero favorito
 Ingredientes:

Para la tarta 8 onzas de mantequilla blanda más 1 cucharada para engrasar 1 3/4 tazas de azúcar granulada 3 huevos grandes 1 limón (sólo la ralladura) 1/2 cucharadita de extracto de vainilla 1/2 cucharadita de colorante alimentario rojo 2 1/2 tazas de harina de uso general 2 cucharaditas de levadura en polvo 3 cucharadas de cacao oscuro en polvo 1 cucharadita de sal 3/4 taza de crema agria o suero de leche 1 taza de frambuesas congeladas Para el glaseado: 4 onzas de queso crema integral (a temperatura ambiente) 1/2 taza de azúcar en polvo 1 cucharadita de zumo de limón 2 o 3 cucharadas de leche

Instrucciones paso a paso para esta receta de Bundt Cake de Frambuesa y Terciopelo Rojo con Glaseado de Queso Crema

Reúne tus ingredientes y precalienta el horno a 180º C. Engrasa un molde Bundt de diez tazas con mantequilla y resérvalo. Bate la mantequilla y el azúcar en una batidora de pie con un batidor de pala. Si no tienes batidora, utiliza una cuchara de madera y bátelo todo en un bol. Bate hasta que la mantequilla y el azúcar adquieran un color pálido y una textura suave. Con la batidora en marcha (o batiendo continuamente a mano), añade los huevos de uno en uno y bátelos en la mezcla hasta que estén totalmente incorporados antes de añadir el siguiente. Añade toda la ralladura de limón menos una cucharadita, el extracto de vainilla y el colorante alimentario. Vuelve a mezclar. En otro bol, bate ligeramente la harina, la levadura en polvo, el cacao en polvo y la sal. Vierte un tercio de la mezcla de harina y un tercio de la crema agria en la mezcla de mantequilla y mezcla brevemente. Repite la operación dos veces más. Llena hasta la mitad el molde engrasado con la masa, y coloca con cuidado las frambuesas en la superficie en una capa uniforme. Cubre con la mezcla restante y cuece en el centro del horno precalentado durante 1 hora. Comprueba de vez en cuando que el pastel no se dore demasiado rápido, si es así, baja ligeramente el fuego. El pastel estará listo cuando al introducir una brocheta en el centro ésta salga limpia. Saca el pastel del horno y déjalo enfriar durante 15 minutos. Da la vuelta al pastel sobre una rejilla para enfriar y deja que el pastel salga suavemente del molde, dejándolo caer y sin forzarlo. Retira el molde, dale la vuelta al pastel y déjalo enfriar. Haz el glaseado: Bate el queso crema para crear una crema ligera con un batidor eléctrico o manual. Añade el azúcar en polvo y vuelve a batir. A continuación, bate el zumo y la ralladura de limón. Bate la leche poco a poco hasta conseguir una consistencia espesa pero vertible. Vierte lentamente el glaseado desde el centro de la tarta y deja que gotee por los lados y la abertura central. El pastel está delicioso el mismo día que se hace, pero se conserva durante dos o tres días en un molde hermético y también se congela bien hasta un mes si no está glaseado.